Latinoamérica 2017: El Top Tres de Tendencias Verdes

Este material fue co-escrito por Andrés Anchondo. Practicante en el Proyecto de Latinoamérica de NRDC en donde hace investigación sobre el financiamiento de la conservación del medio ambiente en América Latina.

Redactado por: James Blair/ Defensor de Campaña Internacional NRDC

Para Latinoamérica, 2017 será recordado por los intensos, y exacerbados por el cambio climático, desastres naturales, incluyendo huracanes, inundaciones, e incendios forestales. Estos eventos naturales pusieron de manifiesto la urgente necesidad de crear una mayor capacidad de recuperación de las comunidades y los ecosistemas de la región. En medio de la catástrofe, algunos de los países latinoamericanos fueron ejemplo de liderazgo en la lucha contra el cambio climático, la protección de la naturaleza y en el sentar las bases para un futuro sostenible.
Los esfuerzos en la región para mitigar y responder al cambio climático fueron desde impulsar las energías renovables hasta la protección de la biodiversidad y los ecosistemas. Esto no es ninguna sorpresa, ya que una encuesta reciente, de Latinobarómetro, encontró que más del 70 por ciento de los latinoamericanos priorizan la lucha contra el cambio climático, incluso por sobre el crecimiento económico.
El año nuevo ya está en puerta, por lo que ahora es el momento adecuado para reflexionar sobre los logros verdes del año pasado y hacer un balance de los eventos más significativos relacionados con el medio ambiente y los recursos naturales. Estas fueron las tres tendencias climáticas y medioambientales, en Latinoamérica durante 2017, que merecen atención:
1. Impulso de un Futuro más Verde con Renovables
2017 fue testigo de varios logros históricos, por parte de algunos países Latinoamericanos, en cuanto a energía renovable. Chile, por ejemplo, abrió la primera planta geotérmica en Sudamérica. Esta instalación le permitirá a Chile evitar 166.000 toneladas de emisiones de carbono mientras provee electricidad a 165.000 hogares. Brasil contribuyó a esta tendencia mediante la apertura de los dos parques solares más grandes de América Latina. Los casi 1,8 millones de paneles solares de los parques suministrarán energía limpia a 600.000 hogares brasileños.
Las energías renovables están permitiendo que los países latinoamericanos, de todos los tamaños, reduzcan su dependencia a los combustibles fósiles. Por ejemplo, Guatemala, Honduras y Uruguay producen 71, 61 y 62 por ciento de su energía, respectivamente, de fuentes renovables. El Climascopio de Bloomberg New Energy Finance clasificó a Brasil, Chile, Uruguay y México entre los diez mejores países en 2017 para atraer inversiones privadas hacia las energías renovables.
2. Financiamiento de una Transformación Baja en Carbono
Latinoamérica se ha convertido en líder en la atracción de inversión internacional para infraestructuras bajas en carbono. La Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial proyecta que la inversión en infraestructura y el transporte de la región llegarán a mil millones de dólares para 2030. Las subastas de energía limpia y políticas adecuadas han ayudado a que esto sea posible. Por ejemplo, las subastas de energía renovable en Chile y México nuevamente establecieron precios bajos récord, mientras que la última subasta en Argentina vio precios un 30 por ciento más bajos que la ronda anterior. Colombia, por su parte, anunció que el próximo año planea realizar su primera subasta de proyectos de energías limpias, como la solar y eólica. Además, al entrar en una nueva era de paz, Colombia está priorizando la lucha contra el cambio climático y la deforestación lanzando un fondo sostenible de US$210 millones.
En la región también se han logrado avances importantes en el desarrollo de instrumentos financieros, como los bonos verdes, que pueden ayudar a los gobiernos nacionales y locales a financiar no sólo proyectos de energía limpia, sino también proyectos sostenibles de transporte, agua y desarrollo. México se ha posicionado como pionero en el uso de bonos verdes en la región. En este 2017 tuvieron lugar varias nuevas emisiones de bonos verdes, incluido el segundo bono verde de la Ciudad de México. En Colombia, Davivienda emitió el mayor bono verde otorgado por una institución financiera privada en Latinoamérica y Bancóldex emitió el primer bono verde del país disponible para inversionistas locales. De igual forma, dos provincias en Argentina emitieron sus primeros bonos verdes.
3. Protección de la Región más Biodiversa del Planeta
Un alto porcentaje de la biodiversidad del planeta se encuentra Latinoamérica y el Caribe. En 2017 algunos de los países clave de la región pusieron énfasis en preservar sus tesoros submarinos. México, por ejemplo, estableció El Parque Nacional Revillagigedo, el parque marino más grande de Norteamérica, que comprende casi 15 millones de hectáreas. Costa Rica y Ecuador firmaron la Declaración de Vida de los Arrecifes de Coral, la cual está orientada a la conservación de los arrecifes de coral. Ciudades en Argentina y Chiletambién contribuyeron a estos esfuerzos mediante la prohibición de las bolsas de plástico, de las cuales una proporción significativa termina en el océano.
Además de proteger áreas marinas, hubo avances importantes en la conservación de paisajes terrestres y del agua dulce. En marzo de 2017, el gobierno chileno recibió una donación de más de 400.000 ha de tierra en la Patagonia. Este generoso regalo permitirá que el gobierno de Chile creé una red de parques nacionales del tamaño de Suiza. En caso de que este acontecimiento no fuera lo suficientemente formidable, los protectores de ríos y comunidades locales, en Chile, lograron una importante victoria sobre el proyecto HidroAysén que pretendía incorporar cinco mega presas en dos de los ríos más espectaculares de la Patagonia. Si bien el permiso ambiental del proyecto fue revocado en 2014, los propietarios del proyecto decidieron liquidarlo definitivamente y devolver los derechos del agua en este 2017.
Finalmente, la nación más pequeña de América Latina, El Salvador, se convirtió en el primer país del mundo en prohibir todo tipo de extracción de oro y otros metales, esto con el fin de proteger el agua en el país.
¿Qué esperar de Latinoamérica en 2018?
Habiendo sorteados las dificultades causadas por varios episodios de desastres naturales, Latinoamérica se jactó de varios logros medioambientales en 2017: desde la primera planta de energía geotérmica de Sudamérica y parques solares enormes hasta bonos verdes y áreas protegidas en tierra y mar. Todos estos esfuerzos harán que sea más fácil para los países de la región el construir un futuro más sostenible. Con 2017 como un cimiento firme, ¿qué le deparará el próximo año al medio ambiente y los recursos naturales de la región? En enero de 2018, los miembros del equipo de América Latina de NRDC compartirán sus perspectivas para 2018.