Asegura Profepa 3 ejemplares de vida silvestre en inmuebles ubicados en la Ciudad de México

No contaban con sistema de marcaje que permitiera su plena identificación.

Redactado por: Staff

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró, de manera precautoria, dos ejemplares de Tucán Real y un Perico Frente Naranja --considerados como especies Amenazadas y Sujeta a Protección Especial, respectivamente-- en distintas inspecciones efectuadas en la Ciudad de México.
Inspectores de la PROFEPA, en atención a denuncias ciudadanas, realizaron sendas visitas de inspección a dos inmuebles ubicados en las colonias Ampliación Santuario, Delegación Iztapalapa, y Estrella, en la Delegación Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.
Personal actuante de esta institución encontró en uno de los domicilios un ejemplar de Perico Frente Naranja (Aratinga canicularis), adulto, sin sexar, sin sistema de marcaje y en aparente buen estado físico.
Mientras que en el segundo sitio, se observaron dos ejemplares de Tucán Real (Ramphastos sulfuratus), adultos, sin sexar, sin sistema de marcaje y en aparente estado físico regular.
Se solicitó en ambos casos a los poseedores exhibieran la documentación con la cual acreditaran la legal procedencia de los ejemplares de vida silvestre. Sin embargo, al carecer de la documentación que permitiera acreditar la legal procedencia, los inspectores los aseguraron precautoriamente. El Perico Frente Naranja quedó bajo la depositaría del visitado y los dos ejemplares de Tucán Real, bajo la depositaría de esta Procuraduría.
La especie Aratinga canicularis se encuentra bajo la categoría de Especie Sujeta a Protección Especial (Pr) en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 y en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés). La especie Ramphastos sulfuratus está considerada Amenazada (A) en la citada NOM-059-SEMARNAT-2010 y en el Apéndice II de la CITES.
La PROFEPA hace un llamado a la ciudadanía a NO comprar este tipo de aves consideradas bajo alguna categoría de riesgo y continuar denunciando su venta ilegal, contribuyendo así a la protección y preservación de la fauna silvestre.