Como un “espectáculo de terror”, califica PETA, clonación de dos monos por científicos chinos

Debido a que "la clonación tiene una tasa de fallo de al menos el 90%", estos dos monos "representan la miseria y la muerte en una escala enorme"

Redactado por: Staff

Después que científicos chinos del Instituto de Ciencias de Shangai, anunciaran la clonación de 2 monos macacos , cuyos nombres son Zhong Zhong y Hua Hua, que ya tienen 8 y seis semanas de vida, y aún son alimentados con biberón, la ONG de defensa de los animales PETA calificó de "espectáculo de terror" este experimento.
En un comunicado, la organización internacional afirmó que este experimento de clonación de los dos primates genéticamente idénticos con el mismo método que se usó para crear a la oveja Dolly en 1996, dijo que #es un espectáculo de terror: una pérdida de vidas, tiempo y dinero, y el sufrimiento que tales experimentos causan es inimaginable".
Según Personas para el Tratamiento Ético de los Animales (PETA), debido a que "la clonación tiene una tasa de fallo de al menos el 90%", estos dos monos "representan la miseria y la muerte en una escala enorme".
"Este experimento, y todos los demás experimentos en animales, deben finalizar de inmediato", exigió la organización, que recordó que quienes llevan a cabo estas prácticas reciben constantemente fondos para realizar "experimentos monstruosos" en animales, y clonar monos es "la última 'Frankensciencia'".
Este experimento consistió en que hace ocho semanas una macaco hembra dio a luz a un clon, creado a partir de células de tejido, la misma técnica con la que se creó a la famosa oveja Dolly. Diez días más tarde nació un segundo mono, idéntico al primero, en el mismo centro.
Los dos clones, llamados Zhong Zhong y Hua Hua. "La principal razón para clonar a estos primates es porque son muy cercanos a los humanos evolutivamente y pueden ayudar en tareas de investigación de enfermedades cerebrales, cáncer o transtornos metabólicos", explicó el neurobiólogo Mu-ming Poo, del equipo científico de clonación.
Preguntado por si su equipo estaría interesado en aplicar esta técnica para clonar humanos, el investigador descartó la idea y aseguró que no tienen intención de hacerlo. Gracias a este avance, ahora es posible crear poblaciones de investigación de monos idénticos y personalizados, que según Poo y sus colegas reducirían la cantidad de primates utilizados en los experimentos de laboratorio.
Las crías actualmente se alimentan con biberón y están creciendo normalmente en comparación con los monos de su edad. "Somos muy conscientes de que la investigación futura con primates no humanos en cualquier lugar del mundo depende de que los científicos sigan normas éticas muy estrictas", concluyó Poo.