World Economic Forum 2018: discutamos el futuro de la carne

El futuro de la carne fue uno de los temas importantes en la reunión anual en Davos, ya que los líderes de la industria alimentaria y agrícola, los gobiernos, la sociedad civil y las empresas de tecnología alimentaria reconocieron la triple presión del aumento de la demanda de la clase media

Redactado por: AnimaNaturalis.org

Se lanzó una nueva iniciativa en la última reunión del World Economic Forum 2018. Meat: The Future tiene como objetivo dar forma a la agenda mundial de la industria de la carne para garantizar una gama de opciones de proteína universalmente accesibles, seguras, asequibles y sostenibles para satisfacer las necesidades del mundo de mañana.
El futuro de la carne fue uno de los temas importantes en la reunión anual en Davos, ya que los líderes de la industria alimentaria y agrícola, los gobiernos, la sociedad civil y las empresas de tecnología alimentaria reconocieron la triple presión del aumento de la demanda de la clase media, los problemas de salud y el consumo excesivo de carne en todo el mundo, y la sostenibilidad ambiental, que requiere cambios en el sistema mundial de producción.
La provisión de proteínas seguras, sostenibles y asequibles es fundamental para la nutrición humana. Para muchas personas, los productos de origen animal son la forma más deseable de acceder a proteínas sabrosas y ricas en nutrientes. La carne es actualmente la más popular forma de producción de proteínas, pero trae consigo problemas medioambientales que no pueden soslayarse más.
El consumo de carne se distribuye de manera desigual. A nivel mundial, 815 millones de personas están desnutridas y carecen de proteínas básicas, mientras que las personas de países de mayores ingresos consumen, en promedio, 200-250 gramos de carne por persona por día, 10 veces más que las poblaciones de menor consumo y muy por encima de las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para un consumo adulto seguro.
En 2017, se proyectaba que el mundo produciría un récord de 263 millones de toneladas de carne de vaca, cerdo y pollo; y se espera que se duplique para 2050. En la actualidad, el ganado mundial es responsable de casi un tercio de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que la producción de carne consume una cantidad significativa de agua y es un importante impulsor de la deforestación y la pérdida de hábitat, responsable de hasta el 75% de toda la tala de bosques en el Amazonas. La producción ganadera en los países más ricos también usa mucho grano: en 2016, el 30% de todo el grano producido se utilizó para la alimentación animal, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Las discusiones en la sesión especial reconocieron que los enfoques actuales para la producción de carne serán inadecuados para satisfacer las demandas de proteínas del mañana. Los participantes también abordaron cuestiones de acceso, asequibilidad, sostenibilidad y asequibilidad. Un nuevo estudio presentado para el diálogo, Meat: The Future, describe posibles caminos para impulsar el cambio necesario.
Las innovaciones en la producción de proteínas, en el marco de la Cuarta Revolución Industrial, están permitiendo imaginar un conjunto de soluciones: carne cultivada en laboratorio, alternativas proteicas a base de plantas y agricultura de ultra precisión. Un consumidor más informado, una mejor política gubernamental y la cooperación internacional serán fundamentales, tanto en los mercados desarrollados como en desarrollo, para impulsar soluciones ante las demandas del mañana, explica el estudio.
Tom Hayes, presidente y director ejecutivo de Tyson Foods, expresó en la presentación: "Todos podemos estar de acuerdo en que hay enormes desafíos frente a nosotros y todos queremos producir un futuro mejor. Cuando se trata del futuro de las proteínas, el sabor, valor, acceso, sostenibilidad y nutrición, todo importa, y no existe una solución única para todos estos factores. Debemos trabajar juntos para desarrollar nuestra producción actual de carne, explorar proteínas alternativas y fomentar nuevos comportamientos del consumidor, especialmente en la reducción del desperdicio de alimentos".
Información: AnimaNaturalis