¡Tlacotalpan, quiere sangre de toros!...Intelectuales y animalistas se oponen

Los activistas del Movimiento Consciencia, entre los que sobresale la escritora Elena Poniatowska, el escritor Homero Aridjis, la Red Animalista y Ambientalista de Veracruz, entre otros

Redactado por: Staff

Personalidades de la academia, las letras y el periodismo, así como las asociaciones protectoras de animales, asociaciones especialistas en derechos humanos y de la infancia y ante todo ciudadanos de diversos ámbitos de la sociedad, se manifestaron en contra de las declaraciones del Director General de Ferias, Tradiciones y Arte Popular de la Secretaría de Turismo, del Estado de Veracruz, José Salvatori Bronca, quien confirmó que este 2018, durante las fiestas de Tlacotalpan, se mantendrá el tradicional embalse de toros a pesar de la desaprobación pública nacional e internacional, así como de la prohibición expresa de la que esta bárbara actividad es objeto.
Los activistas del Movimiento Consciencia, entre los que sobresale la escritora Elena Poniatowska, el escritor Homero Aridjis, la Red Animalista y Ambientalista de Veracruz, entre otros, afirmaron que dicho funcionario expresó que la finalidad de ello es conservar la “tradición”, de estas fiestas y de cada una de las que existen en el estado de Veracruz, por lo que, con medidas o restricciones, seguirán perpetrando los programas – así incluyan estos daños, sevicias e incluso muerte a terceros (tanto animales como humanos) – que desde hace años se realizan de parte de los propios pobladores.
En un Manifiesto dirigido a los medios de comunicación, el Movimiento Consciencia, se declaró con firmeza en contra de estas disposiciones que no sólo son contradictorias y absurdas, sino que además están fuera de la ley, pues el Capítulo V Del trato digno y respetuoso a los animales de la LEY DE PROTECCIÓN A LOS ANIMALES PARA EL ESTADO DE VERACRUZ DE IGNACIO DE LA LLAVE, en su artículo 28, dice lo siguiente:
« Artículo 28. Se consideran actos de crueldad y maltrato, que deben ser sancionados conforme a lo establecido en la presente Ley y demás ordenamientos aplicables, realizados en perjuicio de cualquier animal, provenientes de sus propietarios, poseedores, encargados o de terceros que entren en relación con ellos, con excepción de lo previsto en el párrafo segundo del artículo 2 de esta Ley, los siguientes:
(ADICIONADA, G.O. 10 DE NOVIEMBRE DE 2016)
V Bis. Las pamplonadas y embalses; ».
La legislación citada brinda protección a los animales contra cualquier práctica de barbarie y crueldad. Realizar el embalse de toros apelando a una tradición representa una violación a la ley en vigor por parte de un servidor público, al dejar de lado la función para la cual fue creada, que no es otra que la protección de los animales.
Afirmaron que en contraste a la declaración del Sr. José Salvatori Bronca, se tiene el antecedente del veto en agosto 2017, por parte del gobernador del estado a la reforma de ley que permitía las peleas de gallos y vaquilladas, llevar a cabo el embalse se opone a la valoración y actuación del estado en lo tocante a la protección de los animales.
Bajo el argumento de que los alcaldes se reunieron para decidir sobre las tradiciones taurinas y que la Fiscalía General del Estado estará vigilante para evitar el maltrato a los animales, en esta oportunidad les recordamos que las leyes marcan los límites y su cumplimiento no se sujeta a la voluntad de los ediles, misma que en ningún caso, debe estar por encima de la ley.
En cuanto a la Fiscalía General del Estado, su misión llama a representar a la sociedad y procurar la paz; así como garantizar la justicia y el estado de derecho, no así la de complacer y prestarse al apoyo de la realización de eventos aberrantes donde se demerita su actuación e incluso se presta a la complicidad en la comisión de un delito como lo es el embalse de toros.
En un acto de ignorancia en el que se burla a la ciudadanía, especialmente a quienes han dado puntual seguimiento a la agenda para la protección de los animales, se decide violentar una ley a complacencia de servidores públicos quienes tienen el deber de conocer y cumplir la legislación del estado; más aún en estos tiempos en los que la imagen de Veracruz pasa por la peor calificación pública en materia de seguridad, degradación social y desconfianza en sus instituciones.
En pleno año 2018, nos preguntamos ¿es concebible qué, cuando todos los campos de la ciencia – desde la biología; la fisiología; la veterinaria; la etología; pasando por la neurociencia; la psiquiatría; la criminología; han respectivamente demostrado que los animales son seres que sienten, piensan, sufren, que están dotados de conciencia, y por si fuera poco, son reconocidos ya no como objetos y bienes de intercambio y consumo sino como «seres sensibles» por diversas instancias y códigos legislativos en el mundo.
Es concebible qué ciertos políticos y grupos de poder en México sigan perpetuando espectáculos primitivos en los que se les inflige acoso, lesiones y tormentos de manera voluntaria y premeditada, aun cuando importantes organismos internacionales han demostrado el alto nivel de nocividad de dichas actividades para la psiquis del espectador, para la paz social, y muy en especial para los ciudadanos de los que somos referentes: las niñas, niños y adolescentes?
En ese sentido, recordaron que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU, quien supervisa la aplicación de las leyes en materia de derechos humanos para la niñez y adolescencia, se ha pronunciado categóricamente al respecto, a través de una observación específica dirigida a México en julio de 2015.
Así pues, sobre la base de todo lo anteriormente expuesto, hacemos un exhorto a las autoridades, y en especial al C. Gobernador del estado Miguel Ángel Yunes Linares, a respaldar seriamente el cumplimiento de la ley, una ley que fue votada por diputados de todas las fracciones partidistas y avalada por la sociedad veracruzana, al ser presentadas como iniciativas ciudadanas de defensa a los derechos de los animales.
No son tiempos de actuar como si viviéramos en un estado sin ley y dejar la puerta abierta para que otra ley se vulnere. No son tiempos de respaldar acciones que sumen más violencia, no son tiempos de enfrascarse únicamente en el año electoral, por el contrario son tiempos de escuchar las voces ciudadanas y trabajar en la real construcción de una democracia vanguardista que saque a Veracruz de la posición en que se encuentra, dando con el cumplimiento de las leyes la pauta para vivir con civilidad y respeto, pero sobre todo en un estado de derecho.