Protegen humedales a ciudades ante eventos climáticos extremos

Se han perdido al menos 64% de los humedales del planeta

Redactado por: Staff

Los humedales urbanos, como el de Xochimilco en la Ciudad de México, proporcionan servicios ambientales vitales para los habitantes de las ciudades, como protección contra inundaciones, tormentas y huracanes; mejoramiento de la calidad del agua, recarga de los mantos acuíferos, estabilización de suelos y prevención de deslaves, regulación del clima y almacenamiento de carbono.
“Los beneficios que aportan los humedales son cada vez más importantes dado que actualmente más de 4,000 millones de personas habitan en las ciudades. En 2050, el 66% de la humanidad vivirá en urbes, que concentrarán los puestos de trabajo. Sin embargo, la mayoría de las personas desconocen su valor. De hecho, en muchos casos se les considera como terrenos baldíos, charcos, basureros o sitios que deben urbanizarse”, dijo Eugenio Barrios, Director de Política Pública de WWF México y Presidente del Comité Nacional de Humedales, que agrupa a 20 instituciones del gobierno, la sociedad civil y la academia, entre ellas la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Coordinación Nacional de la Convención Ramsar en México (que es la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas) y la Comisión Nacional del Agua.
“Estos cuerpos de agua también incrementan la belleza de las ciudades, son hábitat de especies migratorias como aves y mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Por ejemplo el humedal de Xochimilco, además de su atractivo turístico y valor cultural, capta grandes cantidades de lluvia y ayuda a controlar las inundaciones del sur de la Ciudad de México”, agregó. Todas las ciudades del país, en mayor o menor grado tienen relación con algún humedal.
Los humedales son superficies terrestres que se inundan de agua de forma estacional o permanente. Los humedales urbanos se encuentran dentro o alrededor de las ciudades y sus suburbios e incluyen ríos y llanuras inundables, lagos y pantanos, al igual que variantes costeras como marismas de agua salada, manglares y arrecifes de coral.
México posee el segundo lugar mundial con 142 humedales designados por su importancia internacional, como Sitios Ramsar en una superficie de 8,643,579 hectáreas. Los estados con mayor número de Sitios Ramsar son Baja California Sur con 11 sitios, y Jalisco y Quintana Roo con 13 sitios respectivamente.
Se calcula que desde 1900 han desaparecido al menos el 64% de los humedales del planeta, principalmente desecados para la urbanización. Se estima que en México esta cifra es del 50%. “Aún tenemos una gran oportunidad para conservarlos y restaurarlos. Estamos a tiempo de voltear a verlos y aprender a convivir con ellos. México es líder en la Convención Ramsar y uno del países que cuenta con uno de los mejores Inventarios de Manglares”, indicó Barrios.
La Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) de la cual México es parte desde 1986, es un tratado intergubernamental cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales. Este Día Mundial de los Humedales enfatiza precisamente el tema “Humedales para un futuro urbano sostenible”.
Programa de Reservas de Agua, herramienta para proteger estos ecosistemas
Para conservar los humedales se requiere conservar parte de su agua. El Programa Nacional de Reservas de Agua propone resguardar un volumen de agua acordado con los usuarios en estos mismos ecosistemas, destinado a satisfacer sus necesidades hídricas.
Actualmente se han decretado a nivel presidencial 14 reservas de agua y a la fecha se cuenta con los estudios técnicos para decretar otras 200 reservas, que ayudarían a proteger 64 de los 142 sitios Ramsar de México. A partir de una colaboración entre CONAGUA, CONANP y WWF se estableció el compromiso de decretar estas reservas en 2018.
Gracias a los resultados obtenidos por este programa se logró que en el marco de la 12a Reunión de la Conferencia de las Partes Ramsar (COP12) en 2015 fuera aprobada la resolución presentada por el Gobierno Mexicano, que hace un llamado a la acción para asegurar y proteger las necesidades hídricas de los humedales para el presente y el futuro. En este 2018 se estarán presentando los resultados de esta resolución a tres años de su adopción.