Activistas irrumpen en corrida de toros en la Ciudad de México

Esta es la tercera ocasión que el torero el Juli se enfrenta a las acciones de Peter Janssen y sus compañeros activistas

Redactado por: Staff

La organización internacional por los derechos de los animales Vegan Strike Group, fundada por el holandés Peter Janssen, interrumpió, por segunda ocasión, una corrida en la arena más grande a nivel mundial, la Monumental Plaza de Toros México.
Mientras el conocido torero español El Juli mataba brutalmente a un toro, Janssen y el activista mexicano A. Torices, brincaron en la arena con la finalidad de atraer la atención hacia el extremo sufrimiento animal dentro de la plaza; exigiendo así la prohibición de las corridas a nivel internacional.
Esta es la tercera ocasión que el torero el Juli se enfrenta a las acciones de Peter Janssen y sus compañeros activistas: el verano pasado durante la feria de Arles, al sur de Francia y el 3 de febrero de 2017 en Querétaro, México, siendo uno de los toreros que el Vegan Strike Group ha elegido confrontar dentro de su campaña antitaurina.
Hay que recordar que en el siglo 16, las corridas se llevaron a cabo por primera vez en el territorio ,mexicano. Los aficionados taurinos consideran esta práctica como una "tradición" a la cual sus promotores han intentado nombrar como "patrimonio cultural", aún cuando en México fue impuesta como una forma de entretenimiento para la élite española.
El grupo de oponentes a la llamada fiesta brava, sigue creciendo en Latino América. Esto se debe a la terrible violencia que sufren los animales dentro de los cosos taurinos y su perniciosa influencia a nivel social; por lo cual crece la tendencia de prohibir la entrada de niños y menores de edad a este espectáculo violento. En el estado de Sonora, las corridas están prohibidas desde el 2013 y en Guerrero, desde el 2014.
En la celebración la promulgación de la Constitución Política Mexicana, que coincide con el aniversario de la Plaza México, se han organizado dos corridas que el Vegan Strike Group ha decidido boicotear para declarar que los animales también tienen derechos y que no deben ser objeto de abuso en la industria del entretenimiento. En total, el grupo ha logrado irrupir en más de 33 corridas en 5 países diferentes: España, Francia, Portugal, México y Colombia.