Más de 214 mil personas visitaron la exposición Rojo mexicano. La Grana cochinilla en el arte

El montaje reunió 67 obras de 27 colecciones, algunas exhibidas por primera vez en México, como La recámara de Van Gogh y La deposición de Cristo de Tintoretto

Redactado por: Staff

La muestra Rojo mexicano. La Grana cochinilla en el arte, que planteó a través de gráficos informativos, videos, objetos y pinturas la importancia de este producto milenario que traspasó fronteras, fue vista por 214 mil 96 personas en el Museo del Palacio de Bellas Artes.
La exposición, montada por la Secretaría de Cultura a través del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), abrió sus puertas el 10 de noviembre de 2017 y cerró ayer 4 de febrero, con el propósito de que más personas tuvieran la oportunidad de apreciar el montaje. En sus tres últimos días de exhibición el horario habitual de exhibición, de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas, se extendió:
El viernes 2 y sábado 3 de febrero el Museo del Palacio de Bellas Artes cerró hasta las 21:00 horas. El domingo 4 de febrero a las 23:00 horas.
El montaje se integró de una introducción, una Sala de divulgación, y los núcleos: Textil y artes plásticas; La cochinilla, el color del poder; La cochinilla, color del poder civil; y La cochinilla en el siglo XIX, con los que se realizó un recorrido por más de 300 años en la historia del arte a través de obras de artistas que utilizaron la grana para dar color a sus trabajos.
Ejemplo de ello se pudieron apreciar piezas de Tiziano Vecellio, Peter Paul Rubens, Diego Velázquez, Joshua Reynolds, Anton van Dyck, Joseph Mallord William, Eugène Delacroix, Paul Cezanne, Paul Gauguin, y Vincent van Gogh, y Pierre-Auguste Renoir.
La muestra abordó las aplicaciones de la grana cochinilla en la actualidad, las facetas del cultivo y sus características genéticas. Se explicó que el rojo de la grana cochinilla fue tan codiciado que llegó a ser sinónimo de prestigio, status y poder, y que pintores como Cristóbal de Villalpando, Luis Morales El divino y Diego Velázquez lo utilizaron para inmortalizar a personajes religiosos, de poder político, militar o social, pero que luego cayó en desuso.
También contó con diferentes interactivos y videos, como el que explica que para avalar la presencia de grana cochinilla en los cuadros exhibidos, especialistas de diversos museos y galerías utilizaron sofisticadas técnicas para su detención.
La mayoría de las piezas mostradas fueron del siglo XVI hasta fines del XIX, con las que se evidenció el impacto de la grana cochinilla como mercancía mundial de la temprana globalización y manifiestan el valor simbólico, el impacto geográfico y la trascendencia actual de este producto mexicano.
Las obras se ubicaron en dos salas del museo y provinieron de instituciones prestigiosas como la National Gallery de Londres, el Art Institute of Chicago, el Metropolitan Museum of Art de Nueva York y el Musée d’Orsay de París.
La exposición Rojo mexicano. La Grana cochinilla en el arte tuvo su origen en 2014, con el Coloquio internacional sobre la grana cochinilla en el arte, organizado por el Museo del Palacio de Bellas Artes y la Secretaría de Cultura de Morelos.