Ante posible extinción de Vaquita Marina, intelectuales convocan a procesión en honor a esta marsopa endémica de México

Se trata de un performance del artista y conservacionista mexicano Patricio Robles Gil, quien ha creado una escultura alusiva, pieza fundamental de la ceremonia en honor de la vaquita

Redactado por: Staff

Más de 200 intelectuales, biólogos, escritores, ecologistas, actrices y activistas convocan a la procesión en honor de la vaquita, una ceremonia en silencio, solemne y de respeto hacia la naturaleza.
A través de la Conabio, personalidades como Miguel León Portilla, Federico Reyes Heroles, Eduardo Matos Moctezuma, la actriz Ofelia Medina, Daniel Servitje, empresario, conservacionista, entre otros, afirman que el mundo está a punto de ser testigo de una tragedia irreversible: la extinción de la vaquita marina. “Estamos hablando de la extinción definitiva en el planeta de una especie animal exclusivamente mexicana, lo cual implica la pérdida de una forma única de vida”.
Afirman en la convocatoria que la posible extinción de la vaquita marina, se dice fácil, pero una criatura que ha vivido desde hace millones de años en el mar del Alto Golfo de California, en México, desaparecerá para siempre como resultado de la indiferencia y la ignorancia; la pesca y el tráfico ilegales; y la ambición del ser humano.
Añaden que su lugar en la naturaleza quedará vacío y no podrá ser ocupado por ningún otro organismo. Es una verdadera tragedia que da mucho qué pensar y que debería orillarnos a reflexionar sobre cómo nuestras acciones diarias están empujando a miles de especies a enfrentar el mismo final.
Por tal motivo convocan a los interesados a la procesión en honor de la vaquita, una ceremonia en silencio, solemne y de respeto hacia la naturaleza que se llevará a cabo el sábado 17 de febrero de 2018, a las 10:00 horas.
Dicha procesión saldrá del Museo Tamayo y culminará en el Museo Nacional de Antropología. Hará su recorrido por el Bosque de Chapultepec, resguardada por dos largas vallas de niñas y niños que unirán ambos recintos culturales, cuya presencia representará un reclamo silencioso a nuestra generación por el mundo que les estamos heredando.
Se trata de un performance del artista y conservacionista mexicano Patricio Robles Gil, quien ha creado una escultura alusiva, pieza fundamental de la ceremonia en honor de la vaquita. Un fragmento simbólico de la pieza será conducido por varias personalidades hasta el Museo Nacional de Antropología, donde se integrará a la escultura y se podrá observar por el público.
La marsopa conocida como “vaquita” (Phocoena sinus) es el más pequeño de los cetáceos, el grupo de mamíferos marinos que incluye a las ballenas, los delfines y las marsopas.
En 2016, año del último cálculo disponible, se estimó que la población de vaquitas marinas era de menos de treinta ejemplares.
El pasado mes de octubre, más de sesenta expertos de diversos países intentaron capturar algunos individuos de la especie para conservarlos en cautiverio, pero el esfuerzo no tuvo éxito.
Precisan que ante el trágico panorama, quienes firman dicho Manifiesto han resuelto llevar a cabo una manifestación pública en honor de la vaquita, mediante un rito que tiene la intención de que el mundo entero tome conciencia de lo que la raza humana le está haciendo a la naturaleza. El mensaje central es hacer un llamado global para que se cambie “ lo que estamos haciendo mal y protejamos a las especies de la naturaleza de las que dependemos y que los humanos estamos poniendo en peligro de extinción, para que esta historia no se repita”.