Los perros han ido aprendiendo con el paso del tiempo el cómo cruzar una calle: Grisel Plata

Comida, agua o hasta por oler una hembra son parte de los motivos por el que el perro cruza una calle

Redactado por: Staff

“Los perros han ido aprendiendo con el paso del tiempo el cómo cruzar una calle o avenida, sin embargo se reduce a solo unos cuantos individuos ya que la mayoría termina atropellado por un conductor, de ahí la importancia de crear señaléticas para protegerlos”, así lo dijo la directora de la Asociación Lagunera de Defensoría Animal en Torreón Coahuila, Grisel Plata.

Precisó, en entrevista con Prensa Animal, que al observar a los perros se detectaron ciertos comportamientos en ellos, “se ha visto que los perros han detenido su paso cuando el semáforo está en alto, esto va relacionado con el paso de los autos y cuando están detenidos, creo que ellos relacionan que cuando los automotores están detenidos es el momento de seguir adelante, e incluso lo ven con los humanos”.

Agregó que en un momento leyó en un artículo en una revista científica, “en donde señalaba que los perros pasan información a su otra generación tanto por sus genes como por las conductas de la madre a los cachorros, y en algunos casos se ve a las hembras, muy extraños por cierto, se llegan a ver una hembra con sus cachorros esperando a que los autos se detengan”.

Desde su punto de vista señala que los perros cruzan las calles “por ir a buscar comida o agua y porque olieron a una hembra, tomando en cuenta que hay zonas donde cruzan los perros porque existe una sobrepoblación de caninos, más que nada porque son colonias marginadas”.

“Incluso detectamos en un puente peatonal que está ubicado adelante del bulevar de Luna y Cuauhtémoc, en Torreón, por donde se colocó una señalética, iba un perro de ida y de regreso por el puente, le quedo claro que no puede pasar por debajo del puente porque le cuesta la vida”, refirió.

Recordó que su asociación para ejecutar con éxito la iniciativa para crear y colocar la señalética en el municipio donde radica tuvo que acudir a donde ocurrieron varios atropellamientos de perros por parte de conductores de automotores.

“En una avenida ocurrieron varios atropellamientos de los caninos, sobre todo porque pasa mucho tráiler a una velocidad alta, porque así lo permite esa avenida, y a pesar de que está marcado la máxima velocidad los taxis, tráilers y autobuses pasan muchísimo más rápido, ahí fue donde argumentamos que se necesitaba la señalética”.

La avenida más peligrosa es diagonal del bulevar Mieleras, en esta avenida había un promedio de entre cuatro o cinco perros atropellados al día, por ello la urgencia de hacer algo, abundó.

Pero destaca Plata que esto no fue fácil, “para los fondos organizo una ‘hamburguesada’ y también con opción para vegetarianos. Cuando juntamos los fondos acudimos al municipio para plantearles el tema de la señalética para los perros, obtuvimos el permiso, después acudimos con una empresa seria para su creación y también preguntamos por la instalación, salió en 2 mil 340 pesos más IVA y son 15 señaléticas.

A esto se le sumaría de las bardas pintadas y el transporte público rotulado para concientizar a la población de Torreón, pero de eso aún no sabemos cuánto llegará a costar, sostuvo Plata.

Grisel Plata señaló que está interesada en “repartir la información que ha obtenido”, pero que primero quiere procurar a su comunidad, “en Gómez Palacio, Durango, que está a 5 o 10 minutos en auto, me preguntaron cuánto habían costado para ver si alguien donaba una pero primero quiero terminar con mi comunidad y si alguien puede replicar este proyecto, pues estoy más que encantada, esperamos poder replicar en los municipios aledaños esta iniciativa”.

Recordó que cuando enviaron la solicitud para hacer las señaléticas en avenidas y calles las autoridades perdieron el permiso, se tuvo que enviarlo de nuevo, tuvimos que pasar unos meses con varios trámites, y cuando nos dicen que sí, que ya está autorizado, pero que sólo con la figura del perro y sin letras.

“Obviamente nos negamos y volvimos a solicitar el trámite porque lo importante son las letras, eso es el mensaje, y si pegó, amablemente el secretario del ayuntamiento entiende y dice: va, pónganlas como ustedes crean conveniente pero respeten las normatividades de las medidas, y así fue como logramos terminar el proyecto”.

Finalmente, Grisel Plata dijo que “la perseverancia y que fuimos pacientes dio sus frutos, fuimos por una concientización visual que vale la pena, por fomentar el valor de la vida de los animales, el trato digno.