Menu

Sin los permisos correspondientes de las autoridades municipal, estatal y federal han removido vegetación forestal y ofrecen casas a precios superiores a los 15 millones de pesos

Nueva amenaza ambiental para Valle de Bravo con el desarrollo irregular “Agua Bendita, Jäptehé”

Organizaciones de la sociedad civil y personas de la comunidad de Valle de Bravo denunciaron el desarrollo irregular de un nuevo proyecto inmobiliario denominado Agua Bendita, Jäptehé, para el cual, sin contar con los permisos de las autoridades a nivel municipal, estatal y federal, y en franca violación al Plan Parcial, se ha removido vegetación forestal con el fin de construir casas que se están ofreciendo para venta en el mercado.

Sin los permisos correspondientes de las autoridades municipal, estatal y federal han removido vegetación forestal y ofrecen casas a precios superiores a los 15 millones de pesos

Gran parte del predio se sitúa en un espacio público denominado “Velo de novia”, área que está plenamente restringida al desarrollo urbano y dentro de una zona marcada como Plan Parcial, donde no pueden expedirse licencias de uso de suelo, de acuerdo con el Plan Municipal de Desarrollo Urbano 2006. En dicha zona, cercada con láminas metálicas, se identificó el 19 de febrero en curso, la remoción de vegetación, ostentando un número de oficio otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la realización de un aprovechamiento forestal maderable. Sin embargo, estas acciones, a opinión de los firmantes, no corresponden a la actividad presuntamente autorizada, ya que destruyeron la totalidad de la vegetación en sus tres estratos: arbóreo, arbustivo y herbáceo, además de destruir el ecosistema edáfico al remover una importante capa de suelo.

Paralelamente, se realizó una investigación en medios electrónicos, encontrándose que este proyecto se identifica como “Desarrollo Agua Bendita, Jäptehé”, consistente en 33 lotes que actualmente se ofertan en venta.   Asimismo, se realizó una consulta en los portales oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México, así como la Gaceta Ecológica de la Semarnat, sin encontrar autorización alguna otorgada a este proyecto.

Por tal situación ilícita, y ante el riesgo que conllevan estas acciones, diversos sectores de la ciudadanía y organizaciones civiles pusieron en conocimiento de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) esta circunstancia, por lo cual esta autoridad realizó la clausura de las actividades. A pesar de ello, recientemente se ha identificado que en dicho predio ya se han retirado los sellos de la autoridad y que se siguen realizando actividades de limpieza y remoción tal y como puede apreciarse en las siguientes imágenes.

Se hace un llamado urgente a la Semarnat, a través de la Profepa, así como a la autoridad municipal y estatal para que sancionen las violaciones a las distintas disposiciones legales en que ha incurrido el proyecto

A la par de este desarrollo se ha identificado que dentro de la misma zona se están realizando otras obras irregulares y se están lotificando, limpiando e incendiando varios predios que incluso ya exhiben lonas con anuncio de venta. Claro ejemplo de esto es el reciente desarrollo en construcción del proyecto habitacional “Casa Blanca, el Pedregal”, ubicado en Pinares del Lago, El Pedregal, que se encuentra dentro de la misma zona de Plan Parcial que el proyecto de “Agua Bendita”.

Este desarrollo también resulta ilegal, toda vez que se encuentra ubicado dentro de una zona donde la autoridad municipal está impedida legalmente para expedir licencias de uso de suelo y, por ende, de construcción. Al encontrarse en la misma zona que el proyecto “Agua Bendita, Jäptehé”, también resulta violatorio de las demás disposiciones legales y ordenamientos aplicables. Dado lo antes mencionado, esta obra también ha sido denunciada a las autoridades correspondientes.

Cabe recordar que el municipio de Valle de Bravo se encuentra dentro del Área de Protección de Recursos Naturales denominada “Zona Protectora Forestal Los Terrenos Constitutivos de las Cuencas de los Ríos Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec”. El crecimiento inmobiliario descontrolado que ha experimentado en los últimos años ha ocasionado graves impactos ambientales negativos como la deforestación y la degradación de los ecosistemas en general. Esto afecta directamente a los habitantes del lugar y a las zonas colindantes que se ven beneficiadas con los servicios ambientales estos ecosistemas brindan.

Por todo lo anterior, quienes suscriben el presente comunicado hacen un llamado a la Profepa para que sancione a quien resulte responsable por la violación de los sellos de clausura, así como:

  1. Al Gobierno del Estado de México, a través de la Procuraduría de Protección al Ambiente (Propaem) para que investigue los daños ocasionados a las áreas naturales protegidas de su jurisdicción, imponiendo las medidas y sanciones correspondientes a los responsables.
  2. Al Gobierno del Estado de México, a través de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), para que realice las diligencias necesarias a efecto de que, en su carácter de administradora de dichas áreas naturales protegidas de jurisdicción estatal, realice las denuncias administrativas o penales que en su caso correspondan.
  3. Al H. Ayuntamiento de Valle de Bravo para que verifique la materia de los hechos denunciados y aplique, en consecuencia, las medidas y sanciones que resulten procedentes en aras de proteger el desarrollo urbano sostenible y ordenado del Municipio, así como que dé plena observancia al Plan Municipal de Desarrollo Urbano vigente el cual denomina a la zona en cuestión como Plan Parcial en su uso de suelo, carente de reglamentación y por tanto excluyente de cualquier permiso de construcción hasta su revisión y reglamentación bajo los procedimientos legales correspondientes.