Menu

Los miembros de CITES obligan a preservar el hábitat y a los animales en peligro, en santuarios y zonas protegidas

Animalistas argentinos exigen profunda investigación de muerte de Elefanta Pelusa

El Movimiento por Una Argentina Más Animalista y la Organización Nuestro Sueños presenta denuncia ante autoridades argentinas para que se Investigue a fondo las condiciones y factores que ocasionaron la muerte de la elefanta Pelusa.

Claudia Mata, activista de Movimiento por una Argentina más Animalista comentó, en entrevista con Prensa Animal, que la demanda se hizo en calidad de vecinos y en representación jurídica de los animales del Zoológico de la Plata.

También exigieron una auditoría contable de todos los ingresos y egreso aplicados en el caso de Pelusa

La denuncia, señaló Claudia Mata, es por explotación, maltrato, cautiverio y muerte de varios animales del Zoológico de La Plata, en particular de la elefanta “Pelusa”.

La activista dijo que “los elefantes están declarados en la lista de CITES, como animales en peligro de extinción, por lo que, los miembros de CITES obliga a los miembros a preservar el hábitat ya los animales en peligro en santuarios y zonas protegidas.

Asimismo, solicitaron una amplia investigación sobre maltrato, comercialización, tráfico y comercialización de especies. Esto implicaría los diversos niveles de responsabilidad de las autoridades del Zoológico de la Plata.

La denuncia, señaló Claudia Mata, es por explotación, maltrato, cautiverio y muerte de varios animales del Zoológico de La Plata, en particular de la elefanta “Pelusa”

La activista señaló que solicitaron que se efectúe la autopsia de la elefanta, además de que compruebe que fue atendida por especialistas en paquidermia.

También exigieron una auditoría contable de todos los ingresos y egreso aplicados en el caso de Pelusa.

Otro tema que exigen se esclarezca es los gastos veterinarios y quien fue el responsable de que abortar a él viaje de Pelusa a un santuario a Brasil.

De esta manera el caso de la muerte de pelusa a decir de los activistas animalistas abrió muchas preguntas que el gobierno argentino debe responder