Menu

Denuncian los vecinos de Lomas de Bezares tácticas dilatorias por parte de las autoridades delegaciones para permitir que se siga presionando al Tribunal para revocar su resolución

Vecinos de Lomas de Bezares exigen a la Delegación MH, acatar orden judicial y suspender obras del proyecto Flow

La delegación Miguel Hidalgo está en desacato de una orden judicial que le ordena clausurar el desarrollo inmobiliario Flow, el cual se construye en la carretera México-Toluca No. 2822, toda vez que la obra no cumple con lo establecido en los ordenamientos legales aplicables a la zona, dando como resultado una afectación al desarrollo urbano sustentable, es decir, al orden público e interés social, afirmaron vecinos de Lomas Bezares.

Hasta el momento, enfatizaron, la delegación Miguel Hidalgo no ha acatado la orden de suspensión, lo cual, para los vecinos de la colonia Lomas de Bezares, responde al interés de las autoridades de esta demarcación de llevar a cabo acciones dilatorias

En una manifestación que realizaron, en el sitio en donde se construirá dicho proyecto,  informaron que por acuerdo del 24 de mayo de 2018, el magistrado instructor de la primera sala, ponencia tres, del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México, determinó otorgar la suspensión para el efecto de que se paralicen los trabajos que se realizan en el predio ubicado en carretera México – Toluca número 2822, colonia Lomas de Bazares en la delegación Miguel Hidalgo en la Ciudad de México.

Explicaron que el motivo de la decisión judicial es que, únicamente 3 mil 433.05m2 del área libre -equivalentes al 11% de la superficie del predio-, son colindantes con la zona habitacional, por lo que se incumple la Norma Complementaria Particular “Restricciones sobre paseo de la Reforma”, según la cual, tendría que haberse dejado un área libre del 50% de la superficie del predio en la colindancia con la zona habitacional; es decir, 15 mil 426.50m2. [1]

El proyecto inmobiliario Flow consiste en más de 300 viviendas, más una torre de oficinas, lo que representa un aumento de casi el 100 por ciento de habitantes que actualmente tiene la colonia

Agregaron que en virtud de lo anterior, el juez determinó procedente otorgar la suspensión, con base en la ley correspondiente[2], la cual establece que “se podrá solicitar la suspensión de los trabajos que motivaron el inicio de la acción pública en cualquier etapa del procedimiento […] tratándose de actividades reguladas, que requieran de concesión, licencia, permiso, autorización, aviso o registro y el tercero perjudicado no exhiba dicha documental”.

Hasta el momento, enfatizaron, la delegación Miguel Hidalgo no ha acatado la orden de suspensión, lo cual, para los vecinos de la colonia Lomas de Bezares, responde al interés de las autoridades de esta demarcación de llevar a cabo acciones dilatorias a fin de que se siga ejerciendo presión hacia el Tribunal, para que revoque su resolución.

El proyecto inmobiliario Flow consiste en más de 300 viviendas, más una torre de oficinas, lo que representa un aumento de casi el 100 por ciento de habitantes que actualmente tiene la colonia, con el correspondiente incremento en el número de automóviles que residen y circularán por el área, así como la mayor demanda de servicios básicos que se generará. Actualmente, esta zona padece escasez de servicios hidráulicos, además de problemas de congestionamientos viales, contaminación y manejo de residuos. Esta obra amenaza con colapsar las colonias Lomas de Bezares, Bosques de las Lomas y zonas aledañas.

Flow ha violado de forma flagrante leyes y reglamentos, toda vez que:

  • No cumple con el Programa Parcial de Desarrollo Urbano del Distrito Federal vigente para la Colonia Lomas de Bezares.
  • No cumple con las especificaciones del dictamen del Polígono de Actuación.
  • No cuenta con Estudio de Impacto Urbano.
  • No cuenta con Manifestación de Impacto Ambiental.
  • No cuenta con Programa Interno de Protección Civil autorizado.

En numerosas ocasiones, los vecinos solicitaron a la entonces delegada, Xóchitl Gálvez, que pusiera a disposición de los vecinos el expediente donde se verifique que el proyecto cumple con los requisitos que marca la ley, puesto que, como se ha expuesto, el mismo está violando el Plan Parcial de Bezares y el Polígono de Actuación de la zona. Desde entonces y hasta el momento, la delegada se ha negado a actuar y continúa guardando silencio.

Por todo lo anterior, dijeron “exigimos a las autoridades de la Delegación Miguel Hidalgo, acatar la orden judicial y suspender de inmediato las obras de construcción del proyecto Flow, toda vez que está infringiendo la ley y violando los derechos de los ciudadanos de la Ciudad de México”.