Menu

Se han llegado a identificar comportamientos parentales como la búsqueda del mejor lugar para depositar sus huevos

¿Son los artrópodos “buenas madres”?

Prensa Animal∕Agencia Informativa Conacyt

En una primera instancia, puede ser difícil asociar los artrópodos —como cucarachas, arañas, cochinillas o moscas— con conductas relacionadas con el cuidado y procuración de las crías, pues generalmente se consideran criaturas salvajes, inmisericordes y de reproducción mecánica.

Gabriela Castaño Meneses,profesora titular de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMDI-J) de la Facultad de Ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, destacó la relevancia de divulgar y reivindicar a los artrópodos como padres

No obstante, a través del conocimiento científico y la investigación, se han llegado a identificar comportamientos parentales como la búsqueda del mejor lugar para depositar sus huevos, así como cargar con sus crías hasta que pueden desplazarse por sí mismas, lo que deja en evidencia que la abnegación de los padres para la sobrevivencia se puede encontrar también en estos animales.

Esto es parte del trabajo de divulgación de la profesora titular de la Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMDI-J) de la Facultad de Ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, Gabriela Castaño Meneses, quien además contribuye a la divulgación del conocimiento de las comunidades de artrópodos en ambientes extremos, sus comportamientos y ecología.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Castaño Meneses destacó la relevancia de divulgar y reivindicar a los artrópodos como padres, que muchas veces no son reconocidos sus cuidados parentales, pero que desarrollan comportamientos muy importantes con los que aseguran tanto la carga genética como la supervivencia de su especie.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo surge su interés por los artrópodos?

Gabriela Castaño Meneses (GCM): Mi interés sobre los artrópodos surge en la carrera. Tuve la oportunidad de entrar a un proyecto durante la licenciatura enfocado en estudiar la distribución vertical de artrópodos en una selva baja caducifolia; me tocó revisar muestras de fumigaciones que se habían hecho en el dosel de los árboles donde cayeron miles de artrópodos. Esto me llamó mucho la atención porque, al estar separando estas muestras, pude ver la gran diversidad que hay de estos organismos.

Me parece importante reivindicar el comportamiento de los artrópodos, que muchas veces no son reconocidos sus cuidados parentales

Durante la licenciatura, maestría y doctorado me he enfocado en comunidades de artrópodos en ambientes que se pueden considerar extremos, como la copa o dosel de los árboles, donde se presenta una mayor desecación, o en suelos salinos, de zonas áridas y semiáridas, así como la fauna de cuevas.

AIC: ¿Por qué es importante reconocer los comportamientos parentales de los artrópodos?

GCM: Me parece importante reivindicar el comportamiento de los artrópodos, que muchas veces no son reconocidos sus cuidados parentales. Cuando vemos una foto de un mamífero con sus crías nos genera ternura, pero si observamos un alacrán (Scorpionida) o un escarabajo pelotero (Scarabaeidae) buscando el mejor estiércol para depositar a sus crías nos parece grotesco, porque no resultan tan atractivos o no nos mueven el corazón.

Por ejemplo, en el caso de las hormigas (Formicidae), la reina puede poner una gran cantidad de huevos durante toda su vida y durante la formación del nido, ella, como cualquier madre, cuida a sus crías; después relega las labores de mantenimiento y cuidado de las crías a sus hijas. Al final, todos estos artrópodos cumplen con estos cuidados parentales y tiene que ver con un proceso biológico, que es asegurar la supervivencia de la especie y la transmisión de la carga genética a las siguientes generaciones.

He trabajado mucho con hormigas, principalmente en selvas y la ecología de las comunidades, el papel que tienen en distintos ambientes, como dispersoras y sus interacciones con otros grupos. Existen muchos prejuicios respecto a los artrópodos en los que se refiere a estructuras parentales; hay gente que piensa que solo dejan los huevos y los abandonan; sin embargo, existen algunas especies de arañas en las que las crías se comen a su madre porque ella, al cumplir su ciclo, se ofrece como fuente de alimento y con ello asegura el éxito de su desarrollo, una especie de abnegación, si lo consideramos desde un punto de vista de antropomorfización de los comportamientos animales.

AIC: ¿Podríamos hablar de una especie de afecto de las madres artrópodas a sus crías?

GCM: No hay estudios en que se demuestre un tipo de afecto de las madres a sus crías en estas especies, pero sí se detecta un trabajo colaborativo, por ejemplo, en las hormigas, donde la madre, que nosotros la identificamos como ‘reina’, no se visualiza de esa manera, sino simplemente cumple su papel al igual que las otras dentro de la comunidad.

Esto se puede equiparar con comportamientos humanos, con la diferencia de que los artrópodos buscan asegurar que su información genética trascienda a las siguientes generaciones. Por el tipo de selección sexual que tienen los himenópteros, donde se ubican las hormigas, que es haplodiploidía, una madre con su hijo tiene 50 por ciento de parentesco, porque la otra mitad viene del padre, no obstante, entre hermanas hay un 75 por ciento, es mucho más efectivo, desde el punto de vista biológico, que se cuiden entre ellas, porque se asegura mayor proporción de información genética para transmitir.

AIC: En ese sentido, ¿qué falta por explorar sobre los artrópodos y sus comportamientos?

GCM: Todavía queda mucho por explorar respecto a los artrópodos, estamos casi en pañales; se ha avanzado en el conocimiento de ciertos grupos pero, por ejemplo, en las hormigas, hay alrededor de 937 especies reconocidas en México, pero se piensa que existen alrededor de dos mil, y en los últimos años se han hecho esfuerzos importantes para poder encontrar nuevas especies.

Actualmente estamos teniendo acceso a conocer más especies, hay muchos parasitoides que con las nuevas técnicas de microscopía nos es más accesible identificarlos y conocerlos, además de la generación de software para el análisis multivariado de comunidades, donde se pueden insertar muchas variables para encontrar patrones de estos grupos a través de un programa computacional, en vez de hacer este trabajo a mano.

Deja en evidencia que la abnegación de los padres para la sobrevivencia se puede encontrar también en estos animales

Los artrópodos son el grupo con mayor biodiversidad de organismos, que por su gran capacidad de adaptación se encuentra prácticamente en todos los rincones del planeta y juegan un papel ecológico preponderante. Entre esta enorme diversidad de especies se encuentran desde artrópodos de vida libre —autónomos—, con distinto tipo de alimentación (carnívoros, herbívoros, saprofitos, detritívoros, carroñeros), hasta algunos parásitos, e incluso se han identificado organismos explotadores de otros parásitos.