Menu

La cantante utilizó el argumento de que quería conocer de cerca a los animales que inspiraron su éxito 'Roar', pero borró las fotos tras la polémica

Katy Perry entra en la ola de selfies crueles, y posa con cachorro de león en México

La Organización Internacional de Protección a los Animales,  denunció que la cantante norteamericana, Kate Perry publicó imágenes en su cuenta de Instagram fotografías de ella y su equipo interactuando con felinos adultos a través de los vidrios de sus jaulas, jugando, imitando y golpeando el cristal para llamar la atención de los animales en México.

Protección Animal Mundial, dice que esta tendencia en las redes sociales impulsa el sufrimiento y la explotación de algunos de los animales más emblemáticos del mundo

La organización tomó las fotos de sus redes sociales, antes de ser borradas, pues dejó en evidencia uno de los momentos más críticos de la visita, que fue cuando leones y otros cachorros estaban disponibles para entretenimiento de la estrella y de su equipo.

“Lugares que presentan una falsa vida silvestre sostienen esa industria sórdida de entretenimiento. No seas engañado por “pseudo -santuarios”. Si puedes montar, abrazar o tomar fotos con animales silvestres, es cruel. “Jamás hagas algo de este tipo, no importa cuántos me gustas quieras alcanzar en tus redes sociales”, comenta Cassandra Koenen, de Protección Animal Mundial.

Protección Animal Mundial, dice que esta tendencia en las redes sociales impulsa el sufrimiento y la explotación de algunos de los animales más emblemáticos del mundo.

En cuanto a la organización, “quedamos profundamente sentidos al ver otra celebridad posando con animales silvestres y alimentando aún más ese sufrimiento”, afirman los protectores internacionales.

Y no estamos solos – más de 255.000 personas alrededor del mundo concuerdan que la explotación de animales para selfies necesita acabar, afirma.

Ellas firmaron el Código Selfie, que es la campaña que promueve la organización y se comprometieron a practicar un turismo responsable. Incluso Instagram se unió a la campaña y pasó a alertar a sus usuarios sobre el sufrimiento inmensurable que esas fotos pueden causar a miles de animales silvestres.