Menu

Piden a la Semarnat que cumpla sus obligaciones legales nacionales y con los compromisos internacionales y publique programa de manejo de área de refugio de la tortuga caguama

Área de refugio para la tortuga caguama en el Golfo de Ulloa es un buen comienzo, pero le faltan dientes consideran ambientalistas

La publicación de una nueva área de refugio para la tortuga caguama en peligro de extinción es un buen comienzo para su debida protección y conservación, sin embargo, le hacen falta las reglas, denunciaron las organizaciones Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) y Centro para la Diversidad Biológica (CBD).

Después de intensas negociaciones entre ambas naciones por posibles sanciones comerciales, fue la Conapesca que publicó el refugio pesquero

El día de ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación un “Acuerdo por el que se establece el área de refugio para la tortuga amarilla (Caretta caretta) en el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur”, el cual establece que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tiene hasta 6 meses para publicar un programa de manejo. En este documento se incluirían todas las regulaciones que serán vigiladas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Cabe señalar que actualmente se encuentra vigente un “Refugio Pesquero” publicado por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) el cual prohíbe redes que afectan a las tortugas en las zonas y temporadas de mayor concentración de tortugas. Sin embargo, esta regulación es temporal, permite la muerte de 90 tortugas al año y vencerá el 23 de junio próximo.

Las tortugas caguamas caen presas y mueren ahogadas en las redes agalleras cuando se conjunta su zona de alimentación con las zonas de la pesca ribereña. Este problema en el que han muerto miles de tortugas anualmente ocurre principalmente durante el verano y ha sido documentado por científicos nacionales y extranjeros, así como por autoridades de la Semarnat y Conapesca.

En el Golfo de Ulloa se ha registrado la mayor mortalidad por captura incidental de tortuga caguama en el mundo.

Por ello en 2015, la NOAA certificó negativamente a México, en virtud de la ley de moratoria a la pesca con redes de deriva en altamar, por no contar un programa regulador para reducir la captura incidental de tortugas marinas caguama equiparable en eficacia a las regulaciones de los Estados Unidos.

Después de intensas negociaciones entre ambas naciones por posibles sanciones comerciales, fue la Conapesca que publicó el refugio pesquero.

“Es esta la primera vez que la dependencia encargada de medio ambiente en el país, la Semarnat, emite una regulación para proteger a la población de tortuga caguama en peligro de extinción, a pesar de que la captura incidental de tortugas se ha dado por décadas. Esta área de refugio es el primer paso, sin embargo es urgente que se publique el programa de manejo antes de que la regulación temporal de Conapesca caduque, toda vez que no habrá ninguna regla sobre los métodos de pesca después del 23 de junio” dijo Alejandro Olivera, representante en México para el Centro para la Diversidad Biológica (CBD).

Gustavo Alanís Ortega, Presidente y fundador del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), dijo que “sin duda lo publicado ayer por Semarnat apunta en la dirección correcta para la debida y apropiada protección y conservación de la tortuga caguama lo cual debe de coronarse con la publicación en tiempo y forma de un plan de manejo que responda a las necesidades ambientales de la zona. La Semarnat no se puede dar el lujo de no publicar dicho plan como lo ha hecho con un buen número de Áreas Naturales Protegidas que se decretan y se quedan en el tiempo sin plan de manejo”.

Las organizaciones CBD y el CEMDA piden a la Semarnat a que cumpla con sus obligaciones legales nacionales y con los compromisos internacionales adquiridos en diversos tratados y publique el programa de manejo de área de refugio de la tortuga caguama y brinde una real protección a los quelonios, especie en peligro de extinción.