Estrellas que inundan el bosque, son las luciérnagas de Nanacamilpa

Ya en el vuelo, los machos, que son los que poseen alas, se afanan por iluminar sus cuerpos como estrellas fugaces

Redactado por: Staff

La belleza en ocasiones surge de las oscuridades más profundas y es más grandiosa cuando tiene alas como las luciérnagas, pequeñas breves, pero tan brillantes como las estrellas que deambulan entre los árboles y el follaje.
En el Santuario de las Luciérnagas se pueden vivir este bello fenómeno natural. Este lugar está ubicado en el municipio de Nanacamilpa, en el estado de Tlaxcala y es conocido por ser un sitio de ecoturismo.
Luis Ramón Galindo, guía del Santuario de Luciérnagas de Villas del Bosque Santa Clara explicó que Nanacamilpa, que se localiza al poniente de Tlaxcala, es una zona boscosa con más de 4 mil 060 hectáreas compuestas de bosques de oyamel, encino y pino, que se caracteriza por su clima templado y húmedo, que es el ambiente óptimo para que viva la luciérnaga
“Las luciérnagas son insectos de la familia de los escarabajos, su nombre científico es Macrolampis palaciosi. Estos amigos luminosos son una especie endémica del bosque en el municipio de Nanacamilpa en el estado de Tlaxcala”, explicó.
Ramón señaló que “las luciérnagas de los bosques de Nanacamilpa son una especie que vive de manera permanente en ellos. Sólo que, en el mes de julio, la época de su apareamiento, se iluminan para hacerse notar. En México, la cantidad de especies de luciérnagas registradas son 164, de las cuales 84 son endémicas.
“Esta especie permaneció protegida en el anonimato durante muchos años hasta que en el año 2012, el gobierno del estado decidió hacer una fuerte campaña publicitaria para dar a conocer al público este impresionante espectáculo natural. Nunca imaginamos la cantidad de personas que llegarían convocadas por las luciérnagas, y por ello apelamos a tu responsabilidad y buen juicio para hacer todo lo posible por proteger este santuario”, dijo.
Las estrellas viven en el bosque
Son las ocho de la noche, en Nanacamilpa, Tlaxcala, en el Santuario de las Luciérnagas.Los guías nos preparan para introducirnos a los senderos, en donde estos insectos luminosos inician su cortejo de apareamiento y, es el momento en que inician su danza nocturna.
Son las lluvias con sus gotas de agua que bañan el bosque y la hojarasca, el momento en que las luciérnagas machos levantan el vuelo y comienzan su danza, mientras las hembras esperan entre las hojas en el piso observando el vuelo de los machos.
Ya en el vuelo, los machos, que son los que poseen alas, se afanan por iluminar sus cuerpos como estrellas fugaces. Esta luz manifiesta gracias al fenómeno de bioluminiscencia de las luciérnagas basado en pulsos rápidos de luz que utilizan como comunicación.
Ramón Galindo comentó que el Santuario de Luciérnagas de Villas del Bosque Santa Clara lleva a cabo la observación de este insecto desde hace 10 años, por lo que está prohibida la tala de árboles y la cacería. Y antes de ingresar al bosque se realizar un pedimento a la madre naturaleza para poder ingresar al bosque en donde los visitantes se comprometen a respetar la fauna y la flora del lugar.
Por otra parte, la Comisión Nacional Forestal lleva acabo programas de apoyo a ejidos que se dedican a prestar servicios ambientales al cuidar y conservar los bosques de avistamiento de las luciérnagas que abarca 2,150.23 hectáreas y que cuenta con una inversión de 4 millones 257 mil 869 pesos.
CONAFOR informó que el programa de Pagos por Servicios Ambientales tiene como objetivo otorgar incentivos económicos a los beneficiarios que son dueños y/o poseedores de terrenos forestales por servicios ambientales que presta el buen estado de conservación del bosque.
Foto luciérnagas: Ricardo Vargas