Menu

Aproximadamente 60% de los adolescentes informan el uso habitual de pantallas en las horas previas a acostarse y refieren dormir solo 7 horas por noche

Cerca del 10 por ciento de los jóvenes mexicanos se duerme en el salón de clases

Cerca del 10 por ciento de los jóvenes mexicanos se duermen en clase y tienen bajo rendimiento escolar por esta causa, advierte el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS).

Es indispensable tener una higiene de sueño para que los niños tengan un buen rendimiento escolar, recomienda especialista

“Esto se debe a desajuste del reloj biológico que coordina no sólo el ciclo sueño-vigilia, sino también el control de la temperatura corporal, la producción de hormonas, la regulación de la alimentación y la falta de sueño produce lo que se conoce como “fase retrasada de sueño”, lo que tiene consecuencias en los ciclos naturales internos del cuerpo que regulan diversos procesos psicológicos y biológicos y provoca que los jóvenes tengan mucho sueño””, dijo Reyes Haro.

“En la actualidad podemos afirmar que nuestros jóvenes duermen menos de 7 horas la mayoría de las noches, lo cual es insuficiente para los requerimientos que necesita un adolescente específicamente”, dijo el especialista.

Añadió que ante esta situación es necesario que los padres vigilen que sus hijos tengan una adecuada higiene del sueño ya que los patrones saludables de sueño en la niñez y la adolescencia se asocian con un menor riesgo de obesidad, mayor bienestar psicológico, mejor funcionamiento cognitivo y una menor conducta de riesgo.

El doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS),señala que el uso excesivo de teléfonos celulares, pantallas y videojuegos contribuyen a los trastornos del sueño

Los estudios basados ​​en la población de los Estados Unidos muestran que aproximadamente el 30% de los niños en edad preescolar y entre el 50% y el 90% de los niños y adolescentes en edad escolar no duermen tanto como su cuerpo lo requiere.

El Dr. Reyes Haro señala que el uso excesivo de teléfonos celulares, pantallas y videojuegos contribuyen a los trastornos del sueño porque los padres no limitan el número de horas que los jóvenes pasan frente a estos dispositivos.

“Cerca del 60% de los adolescentes informan el uso habitual de pantallas en las horas previas a acostarse, eso significa menos horas de sueño y somnolencia al día siguiente en las aulas escolares”, enfatizó el Dr. Reyes Haro.

En una revisión sistemática reciente de la literatura científica de 67 estudios de tiempo de pantalla y uso de medios en jóvenes y adolescentes en edad escolar (1999-2014), el 90% encontró que el tiempo de pantalla se asoció negativamente con la calidad de sueño, principalmente a través de horas de cama retrasadas y tiempo reducido para dormir.

Por ello, el especialista dijo que se debe limitar el uso de celulares, tabletas, y videojuegos para poder dormir entre 9 y 10 horas para poder cumplir con sus obligaciones escolares.

Finalmente Reyes Haro dijo que es importante cenar ligero, no consumir bebidas que consuman cafeína, y evitar alimentos ricos en grasas saturadas que interfieren con la calidad del sueño.