Menu

En la industria del huevo en México, más del 90% de las gallinas padecen condiciones deplorables en estas jaulas. Se insta a la ciudadanía a firmar una petición para que la compañía se una a las más de cien que han abandonado este arcaico sistema a nivel global

Exigen a Cinnabon no usar huevos de gallinas enjauladas

The Humane League, organización de protección de animales de granja y miembro fundador de la coalición internacional Open Wing Alliance, se une a una campaña lanzada para exigir que Focus Brands, dueño de la panificadora Cinnabon, y Beleki Brands, su franquiciataria en México, dejen de abastecerse de huevo producido bajo el obsoleto sistema de jaulas.

¿Quién está detrás de Cinnabon?
Exigen a Cinnabon no usar huevos de gallinas enjauladas
· Una coalición de 77 organizaciones sin fines de lucro, con presencia en 63 países, urge a la compañía matriz de Cinnabon a eliminar las jaulas en su suministro global de huevo

Focus Brands es un importante conglomerado de servicios de alimentos multicanal, presente en más de 60 países donde opera más de 6,000 sucursales de distintas marcas, entre ellas, Cinnabon.

La compañía afirma estar “comprometida con el bienestar y el trato humano de todos los animales”, pero los huevos de los que se abastece a nivel global provienen de granjas industriales donde las gallinas pasan toda su vida en jaulas diminutas y antihigiénicas.

En México, Cinnabon opera a través del franquiciatario Beleki Brands, que hasta ahora también ha eludido la urgente necesidad de rechazar las jaulas en sus operaciones.

¿Cuál es el problema con las jaulas?

Este sistema mantiene a las gallinas usadas para la producción de huevos en jaulas diminutas que pueden confinar hasta diez aves, donde cada una permanece en un espacio no mayor al de una tableta electrónica. Están tan restringidas que no pueden expresar sus comportamientos naturales más básicos como moverse o estirar las alas. Es común que varias, agotadas o inmovilizadas, mueran aplastadas por otras dentro de la misma jaula, y que sus restos se descompongan junto a las que sobreviven estas deplorables condiciones.

Desafortunadamente, en nuestro país es el sistema predominante en la producción de huevos. Más del 90% de las gallinas usadas por esta industria son confinadas en estas jaulas, lo que significa que más de 200 millones cada año padecen lesiones, fracturas, osteoporosis y estrés crónico que comúnmente deriva en canibalismo.

El sistema de jaulas ya ha sido legalmente prohibido en ciertos países de la Unión Europea por las brutales consecuencias físicas que su restrictividad representa para estos animales.

Con la creciente lista de empresas en todo el mundo que rechazan este obsoleto sistema, más que una tendencia, se está convirtiendo en un estándar que se volverá cada vez más difícil de evadir para las compañías que quieran mantenerse competitivas en la industria alimentaria.

Actualmente, más de cien importantes empresas internacionales como KFC, Burger King, Dunkin’, Krispy Kreme, Unilever, Nestlé, Aldi, InterContinental Hotels, Sodexo, Kraft Heinz y Barilla ya se han comprometido a eliminar las jaulas de sus operaciones.

“Las principales empresas de alimentos de todo el mundo están eliminando las jaulas porque saben que cada vez más consumidores se oponen a consumir huevo producido en sistemas de jaulas”, declaró  Ana Ortega, , directora general de The Humane League México.

“Cinnabon, a través de Focus Brands y Beleki Brands, necesita transformar en acción sus lemas corporativos y decirle adiós a las jaulas. Es un importante primer paso para combatir los terribles abusos que padecen las gallinas usadas en la producción de huevos”, agregó.

Esta campaña es lanzada hoy de forma simultánea por las 77 organizaciones que pertenecen a la coalición Open Wing Alliance, que trabaja en 63 países para combatir los abusos que padecen las aves usadas en la industria alimentaria.

En México, The Humane League insta a la ciudadanía a firmar la petición alojada en CrueldadEnCinnabon.info para presionar a las compañías operadoras de Cinnabon a adoptar una política de huevo libre de jaula en todas sus operaciones globales.