Menu

Las pitones bolas son de las más vendidas, viviendo cautivas toda su vida en pequeños tanques.

Las pitones están sufriendo en silencio

Autora del texto: Cassandra Koenen

Protección Animal Mundial

Las pitones bola son el animal vivo más traficado de África. Desde hace dos años hemos estado investigando y analizando los factores que impulsan esta industria y someten a las pitones bola a una vida de crueldad y sufrimiento.

Mira nuestro nuevo documental sobre el cruel comercio de pitones:

La crueldad de este comercio

Los reptiles constituyen aproximadamente el 20% del comercio global de mascotas exóticas; estos animales son de las especies menos comprendidas. Muchas personas creen que los reptiles no son sintientes ni son capaces de sentir emociones negativas o positivas.

Debido a que se parecen menos a las personas que los gatos o los perros tanto en biología como en comportamiento, es más difícil para las personas vincularse con los reptiles. No son lindos ni tiernos, por lo que tendemos a asignarles un valor diferente.

Esto a menudo lleva a los propietarios a juzgar mal el nivel de atención que necesitan, por lo que tampoco llegan a satisfacer sus necesidades mínimas con respecto al espacio, la nutrición, el medio ambiente y el enriquecimiento.

Mito
Las pitones están sufriendo en silencio
Actualmente, cientos de millones de aves, mamíferos, peces y reptiles son traficados mundialmente en el mercado de las mascotas exóticas

Los reptiles, como las pitones bola, no necesitan atención especializada y son excelentes mascotas de inicio que requieren poco cuidado y atención y no sienten emociones positivas ni negativas.

Verdad

Los reptiles, como las pitones bola, son mucho más complejos de lo que la gente suele pensar, con una biología y comportamientos que solo pueden cumplirse plenamente en la naturaleza. Requieren cuidados especializados para cumplir con los requisitos mínimos de bienestar en cautiverio. Las afirmaciones falsas de su inteligencia limitada, capacidad emocional y necesidades mínimas de bienestar pueden llevar a que estos animales sufran considerablemente.

La creencia en estos mitos resulta en la crueldad y negligencia involuntaria de muchos dueños de serpientes cautivas. Estos mitos también se utilizan a menudo para justificar un comercio global masivo que amenaza la supervivencia de estos animales en la naturaleza.

Sin el cuidado adecuado, las pitones bola pueden experimentar estrés, lesiones, desnutrición, enfermedades, muerte prematura, deformidades y anomalías creadas por la reproducción selectiva de morfos y el incumplimiento de los estándares mínimos de cautiverio (es decir, espacio, estimulación, agua).

Es solo en la naturaleza que las pitones bola pueden satisfacer completamente sus necesidades biológicas y sus instintos naturales.

El problema con las morfo
Las pitones están sufriendo en silencio
Es un mito que Los reptiles, como las pitones bola, no necesitan atención especializada y son excelentes mascotas

Las pitones bola con colores o patrones específicos, a menudo denominadas “morfos de color”, son cada vez más populares entre los posibles propietarios de serpientes, y muchos criadores están dispuestos a criar serpientes selectivamente en cautiverio para satisfacer esta demanda.

Pero, desafortunadamente existen varios desórdenes genéticos asociados con la reproducción de estos morfos.

Por ejemplo, el síndrome de “cabeza tambaleante” es un trastorno del sistema nervioso que se presenta en pitones bola con forma de araña. Los síntomas incluyen: temblores de cabeza de lado a lado, falta de coordinación, movimiento errático de la cabeza y el cuello, tono muscular deficiente y agarre suelto de la cola.

La cría selectiva también puede causar deformidades de la columna, deformidades del cráneo y “ojos de insecto”.

Las crueles exposiciones de mascotas

En las exposiciones de mascotas exóticas que investigamos en Canadá, los Países Bajos, España, los EE. UU y el Reino Unido, el 94% de los animales parecían ser morfos criadas en cautiverio en lugar de serpientes que fueron extraídas directamente de la naturaleza.

Criar y vender morfos es lucrativo. Dependiendo de las características, pueden venderse por decenas de miles de dólares.

Si nuestros cálculos son correctos, es posible que los criadores compren una gran proporción de pitones bola exportadas desde África para criar nuevos morfos, en lugar de venderlos directamente a los hogares de posibles dueños de mascotas.

A variety of snakes are laid out on a table at an expo. They are curled up inside plastic tubs barely big enough to fit them.

Tu salud está en riesgo

El brote del mortal COVID19 pone de relieve cómo las enfermedades se pueden transferir a los humanos desde los animales silvestres en el comercio de vida silvestre.

Es importante tener en cuenta que las serpientes y otros reptiles pueden convertirse en vectores (transmisores) de enfermedades zoonóticas que también pueden enfermar a los humanos, mientras que ellos mismos parecen perfectamente sanos y no afectados.

Una vez que estos animales se venden como mascotas, los dueños y cualquier persona que entre en contacto con sus mascotas corre el riesgo de contraer enfermedades como la salmonela. Después de un brote reciente en Canadá, se reveló que varias personas habían entrado en contacto con serpientes mascota antes de que se enfermaran.

Las serpientes vendidas en un mercado de vida silvestre en Wuhan, China, se sospechó que fueran la fuente potencial de COVID-19 en un inicio.

Incluso si las serpientes son, como ahora parece probable, “inocentes” con respecto al COVID-19, nuestras visitas a las granjas de serpientes en África Occidental revelaron que estas instalaciones no hacen más que simplemente alimentar la demanda de pitones bola como mascotas.

También actúan como centros comerciales más amplios, exportando también otros animales silvestres. Algunas de estas especies, como los murciélagos, las civetas y los primates, ocupan un lugar más alto en la lista de preocupaciones de salud humana cuando se considera su papel en epidemias anteriores, como las SAR en 2002 y el ébola en 2013.

A group of children crowded around a table at an expo. A seller hands a small snake to a young girl, while others look at the snakes inside plastic boxes on the table.

Problemas globales requieren soluciones globales
Las pitones están sufriendo en silencio
La creencia en estos mitos resulta en la crueldad y negligencia involuntaria de muchos dueños de serpientes cautivas

Dada la complejidad de la cadena comercial de pitones desde África Occidental a otras partes del mundo, necesitamos interrumpir el comercio en muchos aspectos: desde el transporte y las agencias gubernamentales hasta las ventas en línea y las tiendas de mascotas.

Ahora es el momento de que la gente deje de comprar y criar animales silvestres como mascotas, y de que los gobiernos, las organizaciones y las naciones se unan para prohibir el comercio mundial de vida silvestre, para poner fin al sufrimiento de los animales salvajes y proteger a las personas.

Es hora de revertir el rumbo del comercio de mascotas exóticas y dejar de comprar y criar animales silvestres como mascotas y mantener a estos animales en la naturaleza, donde pertenecen.

Los gobiernos, las organizaciones y las naciones deben unirse para prohibir el comercio mundial de vida silvestre, para poner fin al sufrimiento de los animales silvestres y proteger a las personas.

¡Únete tú también! Firma nuestra petición al G20 para acabar con este cruel comercio: