Menu

Las imágenes obtenidas son brutales, en ellas se puede observar como la explotación desmedida de los océanos para consumo humano implica métodos de matanza muy crueles

Prácticas realizadas a peces: ilegales por su brutalidad

Los peces son los animales más matados y consumidos del mundo y al mismo tiempo los más desamparados.

Cada año en el mundo, aproximadamente un billón seiscientos mil millones de peces son matados en el mar y piscifactorías, esta cantidad equivale a la población humana de la tierra multiplicada 210 veces.

A medida que se comercializa más y más, la industria pesquera y acuícola han adoptado prácticas de producción abusivas, que se rigen por la demanda y no por el bienestar de los animales.

Las más recientes investigaciones de Igualdad Animal realizadas en Reino Unido e India, han documentado como prácticas que son consideradas normales en la industria pesquera y acuícola, serían consideradas ilegales si fueran utilizadas con animales criados en tierra como vacas y cerdos.

En el Reino Unido, el equipo de investigadores de Igualdad Animal de manera encubierta se infiltró en “The Scottish Salmon Company”, la principal granja productora de salmón escocés del mundo y logró obtener imágenes impactantes del proceso de matanza del pescado que revelan abusos gravísimos contra estos animales, que contravienen a la percepción pública de que el salmón escocés es sinónimo de “mayor calidad” y “mayor bienestar”.

En los primeros segundos de esta investigación se muestra como los trabajadores con sus propios dedos en lugar de usar un bisturí desgarran las branquias de los pescados, sin aturdimiento previo y estando plenamente conscientes, lo que le sigue a esta imágenes son minutos llenos de abusos, golpes, sangre que terminan en muertes violentas, dolorosas y prolongadas.

Por su terrible contenido las imágenes han sido clasificadas como las primeras de este tipo que se publican en este país.

Cada año, en el Reino Unido son criados y matados hasta 77 millones de peces, lo que supone la muerte de más de dos animales por segundo.

“Nuestro apetito por comer peces está acabando con nuestra vida y con la vida en los océanos, pues los animales marinos son los animales más consumidos en el planeta, siendo víctimas de una inmensa crueldad”,  dijo Dulce Ramírez, Directora en México de Igualdad Animal. 

Estas faltas graves al bienestar de los peces, también se pudieron constatar en criaderos, piscifactorías y mercados de peces en India.

Entre febrero de 2019 hasta mayo de 2020, el equipo de Igualdad Animal se trasladó a Bengala Occidental, Andhra Pradesh, Tamil Nadu y Telangana en India para investigar  y dejar al descubierto las prácticas crueles e ilegales en la industria acuícola y el uso ineficiente de recursos como el agua y la tierra en este país.

Prácticas realizadas a peces:  ilegales por su brutalidad
Por su terrible contenido las imágenes han sido clasificadas como las primeras de este tipo que se publican en este país

Las imágenes obtenidas son brutales, en ellas se puede observar como la explotación desmedida de los océanos para consumo humano implica métodos de matanza muy crueles: decapitación, destripamiento y congelación de peces vivos, ya que el método tradicional para matar a los peces de piscifactorías consiste en asfixiarlos dejándolos fuera del agua o en el hielo, lo que les provoca una muerte lenta y agónica.

El sufrimiento de estos animales comienza desde el instante en que son arrancados del mar violentamente y subidos a la superficie dentro de las redes en las que son aplastados por otros animales y sus órganos internos explotan debido a la descompresión, mientras otros intentan desesperadamente escapar y volver al mar.

Entre los abusos muy graves contra el bienestar de los animales:

El ciclo de crueldad comienza con un proceso llamado “ordeño de peces” en el que se exprimen a mano los huevos de las hembra;

  • Miles de peces se crían en pequeños estanques, superpoblados y propensos a las enfermedades;
  • Muchos de los peces mueren aplastados por el peso de otros peces cuando son atrapados en redes y arrojados a contenedores;
  • Los peces que llegan al mercado se venden en condiciones muy poco higiénicas;
  • Se les cortan las branquias sin aturdimiento previo, lo que hace que se desangren;
  • Algunas especies de peces, se mantienen vivas y son matados en el mercado golpeados violentamente varias veces.

Igualdad Animal ha presentado estas evidencias al gobierno de cada país, pidiendo que se establezcan protecciones específicas y significativas para los peces y otros animales acuáticos en el momento de su muerte, así como requisitos legales de formación e inspecciones frecuentes in situ.

La ciencia ha reconocido que los peces pueden experimentar dolor al igual que los perros, gatos, vacas, cerdos y otros animales, e inclusive en formas más intensas que los humanos.

Fotos y videos: Igualdad Animal