Menu

La Conafor está trabajando en conjunto con los ejidatarios y los pequeños propietarios de la región para que tengan un mayor crecimiento en su respectiva zona turística

Se invierten más de 18.5 millones de pesos para la conservación del hábitat de la luciérnaga

Por Ulises García

La gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Tlaxcala, Gisela Lucero Zepeda, aseguró que mantendrá trabajando por los bosques de Tlaxcala y por la luciérnaga y su hábitat hasta que la nueva administración encabezada por el virtual presidente electo, Andrés Manual López Obrador, le indique lo contrario.

En entrevista exclusiva para Prensa Animal, Gisela Lucero Zepeda respondió que ella y su equipo seguirán laborando con la nueva administración encabezada por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, hasta que se le indique, “nosotros nos mantendremos trabajando por los bosques de Tlaxcala, de la región de Nanacamilpa- Calpulalpan, trabajando por la luciérnaga y su hábitat, hasta que nos indiquen”.

La Conafor año con año invierte en trabajos de protección, conservación y restauración de los bosques, precisamente para seguir conservando a la luciérnaga

Asimismo agregó que la Conafor invierte en la región para preservar la zona que sirve para proteger a la luciérnaga y su hábitat, “la Conafor tiene un programa especial de nombre Programa Nacional Forestal, en la que se contempla a la región de Nanacamilpa- Calpulalpan y ahí se han invertido más de 18.5 millones de pesos para ejecutar apoyos para que se conserve el hábitat de la luciérnaga”.

Indicó que lo anterior se logra principalmente con el pago de servicios ambientales, estudios para el aprovechamiento forestal, silvicultura, certificación forestal, caminos forestales, entre otros apoyos. “En el caso de los caminos forestales apoyamos a los ejidos y a los propietarios para que puedan abrir este tipo de caminos, a su vez se vigila a través del cuerpo que previene incendios forestales y al mismo tiempo se combate a la tala clandestina”, ejemplificó.

Respecto al apoyo de desarrollo comunitario mencionó que se trata de “que los ejidos vayan a otras comunidades de otras entidades para que se implementen otras cuestiones referente al bosque como su conservación”.

Gisela Lucero Zepeda detalló que en el caso de que se detecte un árbol enfermo en la región se tienen brigadas de sanidad forestal, “con esto se atiende el asunto, ya sea de enfermedad o de plaga”.

También tenemos brigadas rurales de incendios forestales —dijo la también representante de Conafor en Tlaxcala- que son brigadas que combaten el incendio forestal desde el ámbito local. Si se presenta algún incendio forestal el hábitat de la luciérnaga puede verse afectado, por ello la Conafor en toda la región de Nanacamilpa- Calpulalpan está atenta de las conflagraciones, y en conservar y proteger los bosques de esta región.

“En el caso de los caminos forestales apoyamos a los ejidos y a los propietarios para que puedan abrir este tipo de caminos”

Subrayó que la Conafor año con año invierte en trabajos de protección, conservación y restauración de los bosques, precisamente para seguir conservando a la luciérnaga.

“La Conafor está trabajando en conjunto con los ejidatarios y los pequeños propietarios de la región para que tengan un mayor crecimiento en su respectiva zona turística. Asimismo, el gobierno del estado de Tlaxcala ha implementado acciones en la región, y nosotros estamos trabajando de manera conjunta, es decir, tanto la federación como el estado trabajan para la protección de los bosques del estado como de la luciérnaga”, puntualizó Gisela Lucero Zepeda.

El municipio de Nanacamilpa, que significa “Tierra de hongos“ en la lengua local, se localiza al poniente del estado, cuenta con una zona boscosa de 4 mil 60 hectáreas compuestas por oyamel, encino y pino, y forman parte del hábitat de la luciérnaga endémica macrolampis palaciosi.