Menu

Para llegar a la igualdad, es clave alejarse de estereotipos donde todos los varones son malos y todas las mujeres víctimas, recomendaron académicos de la UNAM

Ante movimientos feministas, hombres revisan nuevas masculinidades

Frente al movimiento feminista, que convoca a diversas actividades para conmemorar la lucha de las mujeres por sus derechos, a los hombres les corresponde reconocerse como actores de la cultura sexista que prevalece en el país, y dar pasos para cambiarla, coincidieron expertos reunidos en la Facultad de Derecho (FD) de la UNAM.

Lo que se asume como atributos, valores y comportamientos propios de hombres o mujeres, están construidos cultural y socialmente, dijeron en la Facultad de Derecho

En la décima Jornada de Derechos y Deberes, con perspectiva de género (PeG). Tendencias y buenas prácticas, Graciela C. Staines Vega, José de Jesús Orozco Henríquez, Gerardo Alejandro Alvarado Lara, Raúl Contreras Bustamante, Rogelio Rodríguez Garduño, Gerardo Hierro Molina y Enrique Cerón, debatieron sobre “Nuevas masculinidades. Antecedentes de efemérides, V Day y desafíos claves”.

Rodríguez Garduño, de la FD, señaló que es preciso alejarse de estereotipos donde todos los varones son malos y todas las mujeres víctimas. Lo que se necesita es revisar las estructuras políticas, económicas, sociales y jurídicas.

“Hombres y mujeres tenemos diferencias, y hay que capitalizarlas e integrarlas. Que ellas accedan y sustituyan a los varones sólo porque sí, no es una idea funcional. Si la estructura está dañada, la mujer repetirá las malas conductas”, resaltó.

A su vez, Orozco Henríquez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas, recordó que es particularmente dolorosa la violencia hacia las mujeres, situación por la que México ha sido condenado internacionalmente.

En el auditorio Ignacio Burgoa, destacó que las teorías feministas han mostrado que “las masculinidades y las feminidades, aquello que se entiende como atributos, valores y comportamientos propios de hombres o mujeres, no están determinados por la naturaleza, sino construidos cultural y socialmente, lo que explica por qué a lo largo de la historia estas características se han modificado”.

“Deben desaprender las lógicas machistas que están arraigadas y naturalizadas en la sociedad mexicana; evitar estereotipos de género y los micromachismos”, subrayó.

Hierro Molina, del Programa Universitario de Estudios sobre Asia y África, habló de la necesidad de romper con mitos, como la idea de la masculinidad predominante en los sectores económico y político. “Debemos modificar la cosmovisión familiar, pues en el seno del hogar se suele cambiar una lógica de protección por la rivalidad; al transformar la cosmovisión, se impactará en las futuras familias y habrá una nueva masculinidad”.

En tanto, Alvarado Lara, de la Facultad de Contaduría y Administración, y Enrique Cerón, egresado de la UNAM, coincidieron en la necesidad de revisar el patriarcado, quién creó el concepto y las condiciones en las que prevaleció. Originalmente se refería al dueño de otra persona, por lo que eliminarlo es uno de los grandes pendientes de los hombres, dijeron.

En el auditorio Ignacio Burgoa, destacó que las teorías feministas han mostrado que “las masculinidades y las feminidades, aquello que se entiende como atributos, valores y comportamientos propios de hombres o mujeres, no están determinados por la naturaleza

Graciela C. Staines, de la FD y organizadora del encuentro, comentó que el objetivo es lograr soluciones más acertadas a los problemas que enfrenta la sociedad, más allá del género.

Asimismo, recordó que los niños son los más discriminados en México y América Latina, por lo que es necesario dar los pasos necesarios para que las nuevas generaciones gocen de un mejor futuro.