Menu

Eugenio Derbez narra el nuevo documental de Igualdad Animal que muestra imágenes de los voraces incendios provocados en Brasil que están acabando con los más importantes ecosistemas del planeta, así como de brutales matanzas de animales en aras de la ganadería

Derbez denuncia matanza cruel de animales en Brasil

La organización internacional de protección animal Igualdad Animal ha lanzado simultáneamente en 8 países una investigación documental que denuncia  la deforestación ilegal en Brasil relacionada con la ganadería.

Derbez denuncia matanza cruel de animales en Brasil
La ganadería es responsable de más del 80% de la deforestación en Brasil, mayor exportador de carne de vaca del mundo, exportando a 154 países

El  documental narrado por el actor, productor y defensor de los animales Eugenio Derbez, muestra imágenes obtenidas por el equipo de investigación de Igualdad Animal en Brasil que viajó al estado de Mato Grosso, en el centro oeste del país, para documentar los incendios ilegales que arden en los humedales del Pantanal y las sabanas del Cerrado.

Igualdad Animal logró entrevistar a las personas que están en primera línea tratando de detener las llamas, quienes revelaron que los ganaderos están provocando incendios ilegales para despejar la tierra con el fin de criar vacas para carne, así como para plantar soya, la mayor parte de la cual se exporta para ser utilizada como alimento para animales en granjas de todo el mundo.

Este trabajo documental pone de manifiesto cómo la deforestación y los incendios ilegales provocados en las regiones del Pantanal y el Cerrado son una consecuencia directa de la industria brasileña de producción de carne y soya, en constante expansión y poco regulada.

El Pantanal es la llanura aluvial continua más extensa de la Tierra, y el Cerrado es la sabana con mayor biodiversidad en el mundo.

Sólo en el año 2020 se quemó intencionalmente el 29% del Pantanal, superficie equivalente a 6 millones de campos de fútbol americano. Y hasta la fecha, 50% del Cerrado ha sido deforestado – un área equivalente al tamaño de Inglaterra, Italia, España y Portugal, juntos.

Derbez denuncia matanza cruel de animales en Brasil
El equipo de investigación de Igualdad Animal en Brasil viajó al estado de Mato Grosso, el mayor productor de carne de vaca y de soya en este país (la mayor parte de la cual se utiliza para la alimentación animal), para documentar la quema ilegal en los humedales del Pantanal y las sabanas del Cerrado

Según una investigación de MapBiomas, el 99,8% de la deforestación en Brasil el año pasado mostraba signos de actividad ilegal.

“La industria cárnica de Brasil está causando un daño global tanto a los animales como a nuestro planeta. Los incendios provocados están arrasando los ecosistemas del país, devastando el medio ambiente. La ganadería industrial es responsable y los gobiernos de todo el mundo deben actuar ahora para impedir que esto siga sucediendo”, Dulce Ramírez, directora de Igualdad Animal México.

La producción cada vez mayor de carne y soya (para alimentar animales) es la principal causa de la destrucción de los bosques y humedales brasileños y la falta de regulación en la industria de producción de carne de vaca en este país no solo está impulsando la destrucción del medio ambiente, sino que también causa sufrimiento a las vacas que se matan para obtener carne.

En 2019, Igualdad Animal investigó la región del norte de Brasil, junto a la selva amazónica, y descubrió que las vacas de las zonas deforestadas eran apaleadas hasta la muerte con mazos en mataderos que operaban ilegalmente. 

Brasil es el mayor exportador de carne de vaca del mundo, exportando a 154 países. En 2020, se mataron más de 44 millones de vacas, el 20% de las cuales se exportó a los estantes de los supermercados y a los restaurantes del extranjero. Sin embargo, las leyes actuales de Brasil no protegen a estos animales de las prácticas abusivas.

Derbez denuncia matanza cruel de animales en Brasil
El Pantanal es la llanura aluvial continua más extensa de la Tierra, y el Cerrado es la sabana con mayor biodiversidad en el mundo

En 2019, Igualdad Animal investigó la región del norte de Brasil, junto a la selva amazónica, y descubrió que las vacas de las zonas deforestadas eran apaleadas hasta la muerte con mazos en mataderos que operaban ilegalmente.  Varias de estas granjas han sido vinculadas a los principales procesadores de carne de Brasil, JBS, Marfrig y Minerva.

Actualmente, no existe un sistema de seguimiento que controle toda la cadena de producción de carne de vaca, por lo que es imposible saber si los animales se han criado en una zona deforestada ilegalmente.

En consecuencia, las vacas criadas en estas zonas pueden ser enviadas directamente a estos mataderos sin licencia en donde no se respetan las normas mínimas de bienestar animal. En 2020, se mataron más de 44 millones de vacas en Brasil y, de este total, más del 20% se exportó.

“La industria de la carne es responsable de la destrucción de los principales hábitats de nuestro planeta, y del sufrimiento de millones de animales.  Nosotros podemos ayudar a parar estos incendios y la crueldad animal ahora mismo, dejando a los animales fuera de nuestro plato”, Eugenio Derbez, actor mexicano.

La deforestación ilegal es un síntoma de la escasa regulación que existe actualmente en la industria cárnica de Brasil.

El gobierno actual es reconocido por fomentar la explotación de los bosques y los animales brasileños sin tener en cuenta las prácticas sostenibles. Por ello, los ganaderos y agricultores se sienten protegidos por este gobierno. Además, el gobierno ha reducido el presupuesto asignado al Ministerio de Medio Ambiente y con los incendios récord de los últimos años también ha reducido la inversión en la prevención y lucha contra estos incendios.

El equipo de Igualdad Animal en Brasil está pidiendo al Congreso Nacional brasileño que apruebe una legislación que obligue a los productores brasileños de carne de vacuno a hacer un seguimiento minucioso de sus cadenas de suministro, para evitar que se produzcan matanzas ilegales y crueles de animales y la destrucción del medio ambiente.

Sin embargo, dada la falta de acción del gobierno brasileño hasta la fecha, las oficinas de Igualdad Animal de todo el mundo también están trabajando en sus respectivos países para ejercer presión sobre Brasil desde el exterior, pidiendo: 

Sistemas de control transparentes, que permitan a las autoridades y a cualquier ciudadano verificar el origen de los animales criados para la producción de carne y las condiciones en las que fueron criados y matados;

Una demanda para que los socios comerciales de Brasil en todo el mundo dejen de importar productos procedentes de estas prácticas crueles y destructivas.

Poner fin a todas las subvenciones de los productores de carne que están causando estas deforestaciones.

Para obtener más información, visite https://igualdadanimal.mx/actua/deforestacion-brasil