Menu

¿Qué tienen en común las personas en los gobiernos y las avestruces? Para muchos dueños de animales, la respuesta es esa actitud que pretende ignorar la amenaza inminente

¿Están siendo ignorados los animales durante los desastres?

Por Protección Animal Mundial 

Un estudio reciente realizado por World Animal Protection en cinco países alrededor del mundo, muestra una participación muy baja de los gobiernos con respecto a los animales y los desastres. Esta baja participación no se da sólo en la respuesta ante desastres, sino también en la etapa de planificación y preparación; este último aspecto es el más preocupante.

Las personas necesitan políticas gubernamentales que incluyan el tratamiento de los animales en situaciones de desastre, necesitan información y directrices sobre qué hacer

Las personas necesitan políticas gubernamentales que incluyan el tratamiento de los animales en situaciones de desastre, necesitan información y directrices sobre qué hacer, refugios a donde llevar a sus animales, alimentos, agua, y el apoyo veterinario apropiado.

Pero estas necesidades no se satisfacen, y la razón no es necesariamente la ausencia  los recursos económicos adecuados, sino con la falta de consciencia o la percepción de que no hay una necesidad.

Dicha percepción es la base de la falta de voluntad política que se menciona en este estudio como la principal barrera para mejorar la preparación

No entienden el rol relevante de los animales

Al indagar el porqué de la ausencia de animales en la mente de los responsables de hacer políticas públicas sobre situaciones de desastres, vemos una doble explicación:

Por un lado, tiene que ver con la naturaleza y con una idea errónea sobre papel y la importancia de los animales para sus dueños y para la sociedad. Los desastres pueden venir en muchas formas y con frecuencia son diferentes, y las personas se acostumbran a lo que es un lugar común en su región…las reglas de “normalidad”. Sin embargo, estamos viendo más a menudo, quizás debido al cambio climático, que los desastres raro tienen un impacto mucho mayor, y hay una falta de habilidades y conocimientos para reaccionar ante ellos.

Por otro lado, en la mentalidad de los tomadores de decisión está la idea de que las personas vienen primero y los animales no votan. Esa mentalidad es “correcta”, pero un poco miope. Lamentablemente, se subestima la importancia emocional y financiera de los animales para sus dueños. Ese vínculo tan fuerte explica que, durante los desastres, hay muchas muertes de personas que tratan de salvar a sus animales.

La realidad es que, en muchas comunidades agrícolas, los animales son esenciales para el sustento de las personas y pueden representar todos sus activos

La realidad es que, en muchas comunidades agrícolas, los animales son esenciales para el sustento de las personas y pueden representar todos sus activos. Entonces, la muerte, el dolor emocional y el impacto financiero son consecuencias claras de no incluir a los animales en las políticas de preparación para los desastres.

Es de suma importancia para los gobiernos conocer y ser conscientes de esta situación, a fin de elaborar políticas para el manejo de desastres que incluyan a los animales, y así proceder con información, directrices, asistencia con trabajo de campo y financiamiento adecuado. Los animales y las personas son interdependientes, y esto debe ser reconocido de manera efectiva, particularmente cuando la necesidad es urgente.