Menu

La crisis sanitaria del Covid 19 agudizó dos problemas graves del país: la delincuencia y la economía

México se encuentra entre los 50 países más corruptos del mundo: CNIB

Ante los recientes acontecimientos de  violencia en México, el Consejo Nacional de la Industria del Blindaje (CNIB) llevó a cabo el webinar “La Cultura de la Seguridad”, en el que también participaron representantes de la Secretaria de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México quienes analizaron, en conjunto, las causas que han disparado abruptamente los índices de la delincuencia en nuestro país durante esta pandemia, así como algunas medidas de prevención para la ciudadanía en general.

México se encuentra entre los 50 países más corruptos del mundo: CNIB
El 7 de junio ha sido el día más violento del primer semestre del 2020, con 117 homicidios, la cifra más alta desde diciembre del 2018

Verónica Damián, presidenta de la Comisión de Ética y Justicia del CNIB, explicó que, antes del Covid19, México venía arrastrando dos problemas muy serios: la seguridad y la economía.

La llegada de la pandemia agudizó estos dos problemas aún más en el país, por lo que los bienes jurídicos más afectados son: contra la vida y la integridad (13%), contra el patrimonio (48%) y contra la familia (13%).

Destacó que, con la llegada del Covid 19, la economía se detuvó, pero la delincuencia no. ¿Qué ha cambiado desde entonces?: que se tiene que optar por nuevas medidas para enfrentar la situación porque, además, ahora hay una falla en la kinésica (que es el estudio de los gestos y el lenguaje corporal).

“Esta situación se ve alterada porque ahora tenemos que usar mascarillas, lentes, careta, cargamos alcohol, desinfectantes, estamos preocupados por más cosas y debemos darle prioridad al virus. Se está dando una desconfianza generalizada en la sociedad, salir a la calle genera mucho estrés y angustia.

¿Qué ha pasado?: la gente no ha salido a la calle, pero todo mundo tiene celular, entonces la extorsión y el fraude se han incrementado. Hubo más secuestros virtuales, saqueos en tiendas, cajeros automáticos alterados, inseguridad en las carreteras, incremento del cibercrimen.

¿Qué podemos hacer como sociedad?: informarnos primero para tomar las medidas necesarias de prevención”, señaló Damián, quien también agregó que en junio pasado se dio una cifra récord de homicidios con 117 muertes en un día y, que debido al aumento de feminicidios, cada vez hay más mujeres con autos blindados.

El Maestro Bernardo Gómez del Campo Díaz Barreiro, Subsecretario de Desarrollo Institucional de la Secretaria de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, dijo, durante su presentación “La cultura de la legalidad”, que la violación sistemática de normas administrativas se convierten en delitos y estos se hacen recurrentes por generaciones, de tal manera que ven normal lo anormal.

“Hoy, el que cumple la ley, el que paga impuestos, el que es respetable es visto como tonto, no como una persona de respeto, aquí el que tiene más referencias delictuosas es el que se crece, el que pareciera que es el mejor, yo si creo en el contagio colectivo positivo, no en el negativo y hablamos de que una comunidad se acostumbre al respeto de la ley.

México se encuentra entre los 50 países más corruptos del mundo: CNIB
Cada vez hay más casos reportados de feminicidios y también más mujeres usando vehículos blindados

Si nosotros queremos cambiar el giro y generar cultura de legalidad, tenemos que empezar por la sociedad y su conjunto, y es la que menos está interesada en la cultura de la legalidad”, aseveró.

Agregó que “hay que cumplir la ley y hay que generar medidas de prevención  común para nosotros y los que vienen atrás. Siempre he dicho que tenemos que educar a los que todavía no han nacido”.

Por su parte, René Fausto Rivera, presidente de la Comisión Ejecutiva de CNIB, explicó que existen más de 4 mil empresas de seguridad privada de diversas modalidades según el último registro de la Dirección General de Seguridad Privada, el cual representa más del 1% del PIB y debe representar como 20 mil millones de pesos.

René Fausto Rivera comentó que la industria del blindaje comenzó en México en la década de los 70’s e hizo un recuento sobre la historia del secuestro en nuestro país, el cual comenzó durante el sexenio de Echeverría con diez casos de alto impacto (millones de dólares de rescate) durante su gobierno. “En el pasado no teníamos los niveles de incertidumbre y de inseguridad que ahora tenemos”, enfatizó.

Añadió que en el gobierno de Vicente Fox hubo 2 mil 458 denuncias de secuestros y lo atribuyó a que se limitó a los organismos de seguridad, inteligencia y defensa que servían para combatir los hechos ilícitos; en el sexenio de Calderón hubo 5 mil 700 secuestros; con Peña Nieto hubo 12 mil, y durante el primer año de gestión de López Obrador (2019) se registraron 30% más de secuestros aproximadamente mil 100 casos.

“¿Qué es lo que está pasando?, ¿cuáles son las causas?: la motivación económica, la impunidad, el hecho de que al tacar al narcotráfico surgen nuevas variables de la delincuencia.

Atacas las finanzas del narcotráfico, pero surgen delitos como: el derecho de piso, secuestros, robo combustible, la extorsión, trata de blancas, robo de combustible (guachicol) y esto es lo que está pasando.

En 2019 hubo más de mil 100 secuestros registrados, este año no sé cómo van las cifras, pero es una situación que nos debe de preocupar a la gente que nos dedicamos a la seguridad y que nos apasiona. Es algo que tenemos que hacer, aportar nuestro conocimiento para prevenir esta situación”, comentó Fausto Rivera.

En su intervención, el Maestro Juan Antonio Arámbula Martínez, Director General de Seguridad Privada de la Secretaria de Seguridad Ciudadana de CDMX, indicó que en su “barrido” de la ciudad han detectado a muchas empresas que están haciendo blindaje automotriz, pero se trata de negocios sin registro, por lo que ofreció su apoyo a los profesionales de la industria del blindaje.

Destacó que “la irregularidad y la falta de una cultura de la legalidad, no solo en el sector, sino en la sociedad, impacta directamente en la competencia desleal, en los costos, los precios, pero sobretodo en la percepción social”, y puntualizó que la penetración del crimen organizado en el tema del blindaje no es baja.

Durante esta conferencia, Daniel Portugal, tesorero y asesor del CNIB, indicó que en términos generales de seguridad, la prevención debe integrarse en el día a día y durante cualquier actividad, sea escolar o laboral, como un auténtico “estilo de vida”; no debe ser impuesta, pero si debe ser analizada según el nivel de riesgo, y aseguró que hay especialistas que pueden ayudar a identificar los riesgos de cada individuo.

Por otra parte, Ricardo Caballero, presidente de la Comisión de Normas y Certificaciones, expuso que el enfoque de prevención es necesario en un país como México, en el que la atención se ha centrado en la delincuencia, lo que ha generado el incremento del temor y la percepción de seguridad de la ciudadanía, el encierro en las viviendas, el abandono de los espacios públicos y el incremento de las medidas de seguridad a nivel personal.

“Es aquí donde nuestra participación es vital, como CNIB, y lo logramos a través de nuestros productos, prendas y equipos de protección contra riesgos urbanos, en un sentido amplio y al mismo tiempo fortalecer los factores de protección para disminuir o neutralizar la violencia”.

Federico Forastieri, presidente de la Comisión de Blindaje Arquitectónico, fue el encargado del tema “Importancia de los materiales balísticos en la seguridad” por lo que su ponencia hizo referencia al tipo de materiales que se utilizan en la industria del blindaje, como aceros balísticos de alta resistencia, el blindaje activo, el blindaje pasivo, el blindaje espaciado o sándwich, el perforado, tipo hormigón, las fibras, textiles, polietilenos, así como los vidrios blindados y sus componentes.

De igual manera, Jonathan Orjuela, presidente de la Comisión de Fabricantes de Vidrios Blindados, hizo énfasis en el concepto del blindaje, el cual dijo, significa “protegernos de algo o de alguien que esté dirigido hacia nosotros, algún tipo de proyectil, algún objeto contundente o algún otro elemento que vaya afectar nuestra naturaleza y a las personas que nos acompañan dentro de nuestros entornos, domésticos, empresariales, automotrices, incluso en la calle.

De ahí salen diferentes tipos de blindaje como el arquitectónico, el automotriz y el corporal. Hay que tener en cuenta que éste garantiza el cubrimiento de nuestra necesidad de seguridad y nos da tranquilidad como usuario, siempre y cuando sea un blindaje de calidad”.

En su exposición, John Valbuena, secretario y presidente de la Comisión de Blindaje Corporal, dijo que el blindaje es un tema de seguridad y, de acuerdo con la encuesta del INEGI, el 73.4% de la población se siente insegura al salir de su casa.

Ese es un tema que afecta a los países latinoamericanos, como es el caso de México, donde las personas no se sienten seguras y tienen que salir a la calle, por lo que tenemos que minimizar el riesgo, por nosotros y nuestras familias, y el blindaje nos dará tranquilidad, nuestra seguridad y nuestra paz, ello no implica andar con un chaleco balístico o un coche blindado, simplemente tener las medidas de precaución, como tomar vías alternas, diferenciar nuestros horarios y otras prevenciones que debemos tener en cuenta.

Para finalizar, Ignacio Baca Torres, presidente de la Comisión de Comunicación y Difusión, quien abordó el tema ¿Cómo protegernos ante la delincuencia por la contingencia?, expresó que “la cultura de la seguridad es un término que conjunta un grupo de ideas, actitudes y valores utilizadas por las personas y las empresas para concientizar a la gente, para reforzar la seguridad individual y colectiva, tanto en espacios privados, públicos y de trabajo. Su función principalmente es la de prevenir y disminuir todos los tipos de riesgos que queremos evitar y para eso tenemos que estar preparados”.