Menu

Por el bien de todos, PETA exige el cierre de los inmundos mercados de animales vivos en los que perros, gatos, gallinas, peces y fauna silvestre son asesinados y vendidos

Nuevo video muestra que ‘mercados húmedos’ siguen abiertos

Mientras el coronavirus -originado en un mercado de carne- se sigue propagando, PETA acaba de publicar un nuevo video de PETA Asia dentro de los mercados de animales vivos en Tomohon, Indonesia, y Bangkok, Tailandia. 

Brotes mortales de gripe porcina, gripe aviar, SARS, VIH, fiebre aftosa, vaca loca y otras enfermedades zoonóticas han surgido de la captura o explotación de animales para consumo.

La agrupación renueva su pedido a la Organización Mundial de la Salud para que ayude a cerrar los mercados de animales vivos en todo el mundo, incluido EE.UU., donde existen cientos de ellos.

En las imágenes se ven personas con sandalias caminando por pisos empapados de sangre y llevando la carne cruda de cerdos sin guantes. Sangre y carne en descomposición cubren el suelo y los mostradores. Perros, cerdos y una serpiente yacen muertos mientras las moscas los sobrevuelan; gallinas y gatos esperan su asesinato en jaulas estrechas; y hay bolsas llenas de ranas vivas junto a cadáveres mutilados de ranas.

“Mientras haya animales enfermos y estresados apiñados en mercados de carne empapados de sangre, la próxima pandemia está a la vuelta de la esquina”, señala la presidenta de PETA, Ingrid Newkirk. “PETA le pide a la Organización Mundial de la Salud que ayude a cerrar estas peligrosas operaciones, ya sea que estén matando gallinas en Nueva York o gatos en Indonesia”.

PETA Asia ha pedido a los ministros de Salud de Indonesia, Tailandia y otros países asiáticos que cierren los “mercados húmedos” allí, pero aún no han recibido respuesta de ninguno

Brotes mortales de gripe porcina, gripe aviar, SARS, VIH, fiebre aftosa, vaca loca y otras enfermedades zoonóticas han surgido de la captura o explotación de animales para consumo.

Los mercados con animales vivos son caldos de cultivo perfectos para enfermedades, que pueden transmitirse de varias especies a los humanos, ya que los animales estresados, lastimados y enfermos son comúnmente enjaulados en áreas públicas y en aceras, donde las heces, sangre y vísceras pueden contaminar a compradores y vendedores y llevarlas a restaurantes u hogares.

PETA Asia ha pedido a los ministros de Salud de Indonesia, Tailandia y otros países asiáticos que cierren los “mercados húmedos” allí, pero aún no han recibido respuesta de ninguno.  

PETA, cuyo lema en parte dice que “los animales no son nuestros para comerlos” se opone al especismo, que es una visión supremacista del mundo. Para más información, por favor visite PETA.org o PETALatino.com.