Menu

Este y otros cambios a las regulaciones brasileñas son una victoria que salva vidas para los animales, sin embargo, es vergonzoso que a las autoridades les haya tomado 20 años tomar medidas después de que los científicos reconocieron la inutilidad de la prueba del perro

HSI celebra la eliminación en Brasil de la cruel prueba de envenenamiento de perros y otras reformas importantes a la regulación de pesticidas

Humane Society International dio a conocer su beneplácito por  las reformas radicales en el bienestar animal a las regulaciones que rigen las pruebas de pesticidas agrícolas en Brasil, incluida la abolición de una controvertida prueba de envenenamiento en perros durante un año, el reconocimiento de alternativas modernas de pruebas en animales y la creación de un proceso por el cual las compañías puede solicitar que se renuncien los requisitos de pruebas en animales científicamente innecesarios.

Los pesticidas se encuentran entre las sustancias más probadas en animales que existen

Estas y otras reformas fueron publicadas el 29 de julio por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) de Brasil en RDC n. 294 , reemplazando una ordenanza de pruebas de casi 30 años de antigüedad de 1992.

La publicación de la nueva regulación se ha retrasado durante años, por lo que la prueba ha seguido siendo un requisito oficial hasta ahora, a pesar del éxito de HSI en la negociación para la eliminación de la prueba con perros de un año, en un borrador de 2015.

Una investigación encubierta realizada en 2018 por la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos encontró que más de 30 beagles en un laboratorio de los EE. UU. se utilizan para probar un pesticida para la venta en Brasil, que la compañía defendió con el argumento de que la prueba todavía está oficialmente “en los libros”. Después de la intervención de HSI, ANVISA acordó otorgar una exención para el pesticida, y la compañía acordó detener la prueba y liberar a los perros sobrevivientes, todos los cuales han sido adoptados en hogares amorosos.

Antoniana Ottoni, gerente de relaciones gubernamentales de HSI en Brasil, dijo: “Hoy celebramos la abolición de las crueles pruebas de envenenamiento de pesticidas para perros de todo el año en Brasil y en todo el mundo. Este y otros cambios a las regulaciones brasileñas son una victoria que salva vidas para los animales, sin embargo, es vergonzoso que a las autoridades les haya tomado 20 años tomar medidas después de que los científicos reconocieron la inutilidad de la prueba del perro. Esto subraya la necesidad de un mayor diálogo y cooperación con las autoridades, la industria y las ONG como HSI para garantizar que el progreso continuo no tome otros 20 años “.

HSI comenzó negociaciones con ANVISA sobre la reforma de pesticidas en Brasil en 2013, organizando un taller de ciencias regulatorias, un seminario web y reuniones de alto nivel con científicos de la agencia y liderazgo ejecutivo.

La prueba de toxicidad para perros de un año consiste en alimentar a la fuerza a grupos de perros beagle con un químico pesticida todos los días durante un año entero

En respuesta a los largos retrasos en la publicación de la nueva regulación, HSI lanzó en 2017 la campaña #AnvisaPoupeVidas, que recolectó más de 160,000 firmas en cuestión de semanas y pidió una acción rápida de ANVISA.

Datos:

  • Los pesticidas se encuentran entre las sustancias más probadas en animales que existen. Para el registro de un nuevo “ingrediente activo” de pesticida (el componente venenoso que lo hace efectivo), se usa en hasta 10,000 roedores, peces, pájaros, conejos y perros en docenas de pruebas de envenenamiento químico por separado. Muchas de estas pruebas son abiertamente redundantes, repitiendo el mismo procedimiento de prueba usando dos o más especies animales diferentes o rutas de exposición (oral, inhalación, piel, etc.), cuyo valor científico ha sido objeto de un intenso escrutinio.
  • La prueba de toxicidad para perros de un año consiste en alimentar a la fuerza a grupos de perros beagle con un químico pesticida todos los días durante un año entero, después de lo cual los animales son sacrificados y disecados para examinar los efectos del químico en sus órganos internos. Basado en evidencia científica sólida de que esta prueba de envenenamiento a largo plazo es completamente innecesaria para la evaluación de la seguridad de los pesticidas, todos los demás países que habían requerido previamente la prueba la han abandonado.

Las características principales de la nueva norma ANVISA incluyen:

1) un proceso formal de provisión de exención mediante justificación técnica que evitará nuevas pruebas;

2) aceptación de alternativas de experimentación con animales reconocidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; y

3) adopción del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos de las Naciones Unidas .