Menu

El Informe “Calentamiento global de 1.5 °C” es una contribución científica para alimentar las discusiones en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebrará en diciembre en Katowice, Polonia

Para limitar el calentamiento global a 1.5 °C se requieren transiciones rápidas en los sectores energético, industrial y transporte, advierte informe

La reducción de la temperatura global, de 2°C a 1.5°C traería la disminución de 10 centímetros de la elevación del nivel global del mar a finales del siglo, se reduciría la probabilidad del deshielo en el océano Ártico durante el verano, permitiría la conservación de los arrecifes de coral y también daría mayor margen de adaptación a las personas y los ecosistemas, entre mucho otros beneficios.

Así lo concluyó el informe “Calentamiento global de 1.5 °C” que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó, con 91 autores y editores de 40 países, y que responde a la petición de tomadores de decisiones en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) a raíz del Acuerdo de París en 2015.

La reducción de la temperatura global, de 2°C a 1.5°C propiciaría la disminución del aumento del nivel global del mar a finales del siglo, entre otros beneficios

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático como punto focal de México ante el IPCC, participó a través de su titular la Dra. Amparo Martínez Arroyo en la revisión y aprobación de dicho informe llevada a cabo en Incheon, en la República de Corea.

Sin embargo, el documento advierte que para limitar el calentamiento global a 1.5 °C se requieren transiciones “rápidas y de gran alcance”  en los sectores energético, industrial y transporte, así como en las ciudades.

Sería necesario que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) provenientes de la actividad humana se redujeran alrededor de un 45% para 2030 y siguieran disminuyendo hasta alcanzar emisiones netas cero en 2050, indica el documento.

El IPCC resalta la importancia de la toma de decisiones basadas en la mejor ciencia disponible, la necesidad de aumento de la ambición, así como la importancia del proceso multilateral como vía para la negociación y cooperación internacional que apoye los objetivos globales.

Por ello, el informe será una contribución científica fundamental para alimentar las discusiones en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebrará en diciembre en Katowice, Polonia, donde los gobiernos buscarán aprobar el programa de trabajo del Acuerdo de París para afrontar el cambio climático.

Para México, la atención al reto del cambio climático sigue siendo un asunto urgente y de prioridad nacional. Este año se aprobaron las reformas a la Ley General de Cambio Climático para incorporar las metas y compromisos adoptados en el Acuerdo de París.

Hemos establecido metas claras para enfrentar el cambio climático y estimamos una inversión de hasta $130 mil millones de USD para alcanzar nuestros objetivos de mitigación al 2030 y actualmente estamos estimando el costo que enfrentará nuestro país para adaptarnos al cambio climático.

Asimismo, dado que la toma de decisiones y la fijación de compromisos deben estar basados en la ciencia y en evidencia robusta, México ratificó su compromiso con la ciencia al realizar una contribución voluntaria de medio millón de dólares al IPCC en marzo de 2018.