Menu

Piden juzgar a personas que cortaron patitas a Luna

Después de que se diera a conocer que a una perrita, a la que llamaron Luna, de ocho meses de edad, a quien le amputaron dos patitas, por que estaba buscando comida en la basura en la comunidad Francisco I. Madero, de Tabasco, y que se hizo viral en redes sociales, PETA Latino envió una carta a Nicolás Bautista Ovando, nuevo Fiscal General del Estado de Tabasco, instándolo a investigar y si procede, se levanten cargos conforme a la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco y el Código Penal de Tabasco, en contra de dos residentes de esa localidad, quienes presuntamente le hicieron ese daño al animal.

Piden juzgar a personas que cortaron patitas a Luna
PETA Latino advierte a los funcionarios de Tabasco que sanciones administrativas menores no disuadirán a futuros delincuentes de actos tan atroces ni tampoco harán justicia por Luna

“Cortarle las piernas a un perro por el ‘crimen’ de intentar sobrevivir es un acto de crueldad despreciable e inconcebible”, dice Alicia Aguayo, directora sénior de PETA Latino.

 “PETA Latino advierte a los funcionarios de Tabasco que sanciones administrativas menores no disuadirán a futuros delincuentes de actos tan atroces ni tampoco harán justicia por Luna, quien sufrió en agonía hasta que los rescatistas la encontraron”.

 En el pasado, otros fiscales generales en México han procesado a delincuentes por casos de crueldad hacia los animales, como el caso de Lala, una perra quemada y maltratada en el Estado de México, y el de Viejito Lindo, un perro ahorcado y asesinado en Veracruz. PETA señala que, a menudo, quienes maltratan a animales pasan luego a maltratar a sus semejantes humanos. Dado que expertos médicos e importantes funcionarios de seguridad consideran que el vínculo entre la crueldad hacia los animales y la violencia a los humanos es indiscutible, procesar a los responsables de estos delitos protege a todos los miembros de la comunidad.

A continuación, la carta de PETA Latino a Nicolas Bautista Ovando.

22 de febrero de 2021

Honorable Fiscal General del Estado, Nicolás Bautista Ovando

Fiscalía General del Estado de Tabasco

Av. Paseo Usumacinta No. 802

Col. Gil y Sáenz.

Villahermosa, Tabasco.

PETA es la mayor organización de defensa de los animales del mundo, con más de 6,5 millones de miembros y simpatizantes a nivel global, y muchos de ellos residen en Tabasco, México. Esta carta hace referencia a un caso alarmante de crueldad animal en el que supuestamente estaría involucrado Luis Alberto Córdoba y otra residente de la comunidad de Francisco I Madero en el Municipio de Comalcalco, Tabasco. Estos dos individuos presuntamente utilizaron un machete para desmembrar a Luna, una perra del vecindario, cortándole dos de sus piernas tras encontrarla buscando comida en su basura el 5 de febrero de 2021. Según se informa, el personal de la organización sin fines de lucro Asociación de Rescate y Concientización Animal de Paraíso (Arcap) fue a la comunidad, recogió a la perra y la llevó a un veterinario para estabilizarla y aliviar su dolor. La perra ahora debe ser sometida a un costoso tratamiento y procedimiento médico para recuperarse de las espantosas lesiones y poder tener algún tipo de semejanza con una vida “normal”.

Como muchas otras denuncias sobre abuso animal, este caso (folio JC/27/2021) habría sido enviado a la Jueza Calificadora del Municipio de Comalcalco, Tabasco, Lic. Adriana Carrera Méndez, pero según el Código Penal de Tabasco, consideramos que esta no era la vía correcta para abordar este caso y debería ser su despacho el que investigara los casos de crueldad hacia los animales. Lo instamos, basándonos en los artículos 10, 17, 19 frac. III, IV, V, X, 35, 36, de la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco; los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 10, 11, 12, 112, 114, 116, del Código Procesal Penal de Tabasco y los artículos 304 Ter, 304 Quater, 304 Quinquies, del Código Penal de Tabasco, a iniciar una investigación y procesar a la o las personas que cometieron este crimen atroz.

El vínculo entre abuso animal y violencia interpersonal es innegable y la seguridad de la comunidad mejoraría con enérgicas condenas de estos casos. Respetuosamente le solicitamos que, de declarárselos culpables, además de recibir las penas más altas según la ley, asuman el costo del tratamiento médico de Luna y de su propio tratamiento psiquiátrico. Además, dada la alta tasa de reincidencia entre los maltratadores de animales, le solicitaríamos que las sentencias incluyan la prohibición del contacto con animales durante el mayor tiempo posible.

Agradecemos su tiempo y consideración y la difícil labor que lleva a cabo.

Atentamente,

Gabriel Ochoa

Subgerente de Comunicación de PETA Latino